Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno: “Los violentos aprovechan los debates que generan división”

Los incidentes contra políticos se convierten en una constante durante la campaña electoral

El ataque en Barcelona al coche en el que viajaban el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, y la líder del PP de Cataluña, Alicia Sánchez-Camacho, ha puesto el foco en los incidentes en los que se han visto envueltos políticos durante la campaña electoral. Interior ha vinculado este incidente con la tensión soberanista en Cataluña.

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha negado que este acto manifieste "el sentir de la sociedad de Cataluña, ni de ninguna parte de España, pero los debates que generan división y ruptura son aprovechados por los violentos". En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, Sáenz de Santamaría ha declarado su condena más absoluta a estos incidentes: "La condena tiene que ser clara y sin peros, no cabe la violencia en democracia en ninguna de las manifestaciones".

Los actos contra políticos no han sido una excepción catalana. Los ataques a sedes del PP, de IU y de PNV, "escraches silenciosos" de la PAH al partido en el Gobierno o las irrupciones en mítines socialistas y populares han sido casi una constante en la campaña, que este viernes a su punto final con grandes mítines en los que los partidos candidatos juegan sus últimas cartas antes de la cita con las urnas este domingo. Este es un repaso a los principales incidentes recogidos durante estas dos semanas.

Ataques a sedes de partidos

Desde el viernes 9 de mayo cuando empezó oficialmente la campaña para conseguir el voto en las elecciones europeas, el PP ha sido el blanco principal de actos violentos en sus sedes. El PP valenciano ha sufrido tres ataques en las sedes de Almenara, Burriana, Benicarló y Calpe. Por su parte, la líder de la formación popular en Cataluña, Alicia Sánchez-Camacho, calculó "más de 15 escraches, acosos violentos y amenazas a los candidatos, a nuestras carpas, pasacalles y mítines".

El último ataque ocurrió este miércoles cuando, en un acto del PP en Vilanova i la Geltrú (Barcelona), varios militantes del partido fueron agredidos y los coches del ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, y Camacho, apedreados. Una persona fue detenida y otras dos identificadas. Tanto Montoro como Sánchez-Camacho acabaron bloqueados en sus respectivos coches cuando algunos de los 200 manifestantes concentrados a la puerta del lugar donde se celebraba el evento les tiraron piedras. 

“Se está atentando contra la normalidad de una campaña electoral, no permitiéndonos llevarla a cabo con libertad democrática”, denunció Sánchez-Camacho. La líder de los populares catalanes no ha sido la única en advertirlo. El número dos de la candidatura popular, Esteban González Pons, mostró su preocupación en una entrevista a este periódico por “la violencia con la que se está tratando al PP en campaña”.

También Izquierda Unida sufrió actos vandálicos. Este jueves amaneció su sede en Zaragoza con impactos de pintura y varios cristales rotos, según informa Publico.es. Se trata de la sede autonómica del partido en Aragón. "Este tipo de actos no nos amedrentan y no van a impedir que La Izquierda Plural continúe presentando sus propuestas", ha sido la respuesta de la coalición, recogida por este diario. 

En el País Vasco ha habido pintadas en oficinas electorales en Bilbao y Durango y un ataque con líquido inflamable contra la sede del PNV en Barakaldo (Vizcaya). "Pudo pasar cualquier cosa", admitió el líder de este partido, Iñigo Urkullu.

Gritos contra los candidatos

Por los polémicos comentarios de Miguel Arias Cañete después del cara a cara con la candidata socialista Elena Valenciano, tres mujeres irrumpieron en un mitin del candidato popular en Galicia al grito de “machista”. Interrumpieron el discurso de Cañete justo cuando este recordaba sus largas noches de negociación de la Política Agraria Común en el seno la Unión Europea y le pedía a una compañera: “Vamos a hacer una foto para que mi mujer se crea que estoy aquí, porque son las seis de la mañana…”.

Su rival socialista Elena Valenciano también recibió críticas ciudadanas en Torrejón de Ardoz en Madrid, donde acudió acompañada de Eduardo Madina: "¡Ladrones, no vengáis aquí sólo a haceros la foto!" El acto consistía en repartir propaganda por el mercadillo de la localidad, pero al oír los abucheos decidieron marcharse. "¡Aquí te quería ver yo trabajar!", jaleaban los empleados en los puestos.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >