Valenciano reivindica las políticas sociales de Zapatero

El expresidente pide a los socialistas como primera tarea restablecer la dependencia

Se cumplen 10 años de la victoria electoral de José Luis Rodríguez Zapatero con un programa de propuestas de cambio y con una significativa carga social. De esa herencia, los socialistas consideran que poco queda ya después de dos años y medio de legislatura del PP. Por eso, y a falta de una celebración oficial del 14-M que pocos ven conveniente en este momento, la cabeza de lista a los comicios europeos del 25 de mayo, Elena Valenciano, quiso destacar los logros sociales, de igualdad y de libertades de esa etapa que se oscureció con los embates de la crisis. La socialista aseguró que el PSOE había dejado una España “más justa, más decente y más feliz”.

El propio expresidente del Gobierno enumeró algunas de las iniciativas estrella de sus mandatos, y aprovechó el momento para recordar que la primera tarea de un hipotético Gobierno socialista deberá ser recuperar la ley de dependencia, a la que calificó como el “cuarto pilar de Estado de bienestar (...). Algo que nunca jamás se debía de haber recortado”. Zapatero fue tajante: “Por muy dura que haya sido la crisis, recortar aquí, no, nunca jamás”.

En un acto electoral con formato de diálogo celebrado en la Casa de América de Madrid y en presencia del líder del partido, Alfredo Pérez Rubalcaba, y de medio millar de dirigentes y exministros, candidata y expresidente arremetieron contra el Gobierno por haber cargado buena parte de los ajustes en las políticas que más directamente afectan a los ciudadanos. Zapatero aprovechó además para despreciar la ley del aborto que el presidente Rajoy mantiene de momento en un cajón y que ni en el seno del PP concita unanimidad al endurecer los supuestos en los que una mujer puede interrumpir su gestación.

“Esta sociedad no va a aceptar una marcha atrás en derechos y libertades individuales”, vaticinó Zapatero, al tiempo que señaló que la ley que él aprobó en su momento será “intocable”. El expresidente, que se confesó cada vez “más feminista”, también exhibió el avance que supuso la primera ley que él aprobó: la que pretendía luchar contra la violencia de género; así como la norma que permitió las bodas entre personas del mismo sexo, “que hizo a mucha gente feliz”. Pero se arrepintió de no haber subido más el salario mínimo interprofesional. Zapatero, relajado y bromista, alabó las cualidades personales y políticas de Valenciano y mostró su esperanza en que el 25 de mayo Europa abra una “nueva etapa social” para construir el “momento social de Europa”, el “eurorreformismo”.

Si el expresidente se dijo cada día más “valencianista”, Valenciano se mostró como la socialista más zapaterista. “Te reivindico todos los días y me siento profundamente orgullosa de ti”, dijo a Zapatero. Aquí, Valenciano aprovechó también para hurgar en los desencuentros entre los populares y el expresidente Aznar: “No todos pueden decir lo mismo, porque tienen unos líos con los expresidentes que para qué”. Los derechos de las mujeres centraron parte de las intervenciones de la candidata. Valenciano alertó sobre el retroceso para ellas tras una victoria conservadora. “Nunca han movido un dedo por las mujeres españolas, siempre han sido un freno al desarrollo de su libertad”, afirmó.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS