Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Recuperados restos humanos donde cayó el helicóptero militar en Fuerteventura

Defensa mantendrá el dispositivo de búsqueda en aguas canarias “al menos 48 horas más”

La recuperación de los cuerpos de los cuatro militares fallecidos en un accidente en Canarias el pasado 19 de marzo está resultando más dificultosa de lo previsto. El robot Remora II, de la compañía estadounidense Phoenix International, a la que el Ministerio de Densa contrató por 3,2 millones de euros, rescató en la madrugada del martes restos humanos que podrían pertenecer a los tripulantes del Súper Puma siniestrado. Los restos estaban en el lecho marino, a 2.362 metros de profundidad, en la misma zona donde la aeronave fue localizada el domingo.

Un helicóptero del 802 Escuadrón del Ejército del Aire, el mismo al que pertenecían los fallecidos, trasladó los restos humanos desde el Buque de Acción Marítima (BAM) Meteoro hasta el arsenal de Las Palmas, para su posterior identificación en el Instituto Anatómico Forense.

La operación de izado del Súper Puma, que se prolongó durante seis horas el lunes por la tarde, resultó parcialmente malograda, ya que se desprendieron partes del aparato —el morro y la cola, según las fuentes consultadas— y dos de los cuatro cuerpos que había en su interior. Aún no se sabe a quienes pertenecen los dos cadáveres recuperados, ya que en el interior de la cabina había cuatro militares: el capitán Daniel Pena Valiño, los tenientes Carmen Ortega Cortés y Sebastián Ruiz Galván y el sargento Carlos Caramanzana Álvarez. Un quinto ocupante, el sargento Johander Ojeda, salvó la vida.

Fuentes de Defensa indicaron que la operación de rescate se prolongará “al menos otras 48 horas”, en función del estado de la mar y de la posibilidad de hallar nuevos restos. Además del buque de la compañía estadounidense y del Meteoro, un avión de patrulla marítima y un helicóptero rastrean la zona.

Más información