Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Buteflika recibe por sorpresa a Margallo a cinco días de las presidenciales argelinas

El ministro español niega el cariz electoral de la reunión

El titular de Exteriores prorroga su visita de 24 horas a Argel

Margallo (izquierda), durante la reunión que ha mantenido con el primer ministro argelino Yusef Yusfi. Ampliar foto
Margallo (izquierda), durante la reunión que ha mantenido con el primer ministro argelino Yusef Yusfi.

El ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, ha tenido que prorrogar este sábado su visita de 24 horas a Argel para una entrevista no programada con el jefe del Estado, Abdelaziz Bouteflika. La audiencia con el presidente, en la residencia de Zeralda, a unos 20 kilómetros de Argel, duró más de un hora y fue el último gesto de las autoridades argelinas, después de que el primer ministro, Yusef Yusfi, y cinco miembros de su gabinete asistieran al almuerzo con la delegación española.

Ver a Buteflika es un privilegio. A pesar de que se presenta a la reelección en las elecciones del próximo jueves, el presidente, de 77 años y con un delicado estado de salud, no ha comparecido en público durante la campaña electoral y la última vez que los argelinos pudieron verlo, a través de la televisión, fue cuando recibió al secretario de Estado de EE UU, John Kerry, el pasado 3 de abril.

Recibir a Margallo también es, según los observadores, una forma de demostrar que Buteflika sigue al frente del país, despejando así los recelos de quienes piensan –en realidad, la mayoría de los argelinos- que no está en condiciones de afrontar un nuevo mandato después de 15 años en el poder. Esa es la única duda, porque nadie cuestiona que será el ganador y que los otros cinco candidatos solo sirven de comparsa.

El jefe de la diplomacia española, visiblemente satisfecho del resultado del viaje, rechazó cualquier interpretación en clave electoral argelina. “Las visitas [a Argelia] no son excepcionales, no son visitas de temporada, hay unas relaciones continuas, hay un marco que es el tratado de amistad y cooperación [de 2002] que prevé contactos a alto nivel y periódicos. Ese marco no se altera por un proceso electoral. Yo no he hecho ninguna referencia a los candidatos en liza ni a los programas de los partidos, la neutralidad ha sido exquisita y, en este momento, esta visita era especialmente urgente”, ha argumentado.

Lo cierto es que los proyectos esbozados durante su estancia en Argel van mucho más allá del próximo día 17. El principal es una oferta a las constructoras españolas para que se encarguen de levantar 200.000 viviendas de protección oficial, una cifra que cuadriplica las 50.000 ofrecidas hace casi dos años. El problema es que hasta ahora no se ha puesto ni un solo ladrillo, ya que el precio al que se obliga a venderlas no resulta rentable. La solución pasa porque las constructoras urbanicen también las nuevas zonas residenciales, con un mayor margen de beneficio. Para concretar esta y otras fórmulas visitará en mayo próximo Madrid el ministro argelino de Vivienda, Abdelmadjid Tebboune.

No será una visita aislada, ya que también vendrán los titulares argelinos de Turismo y Agua y el propio Margallo tiene intención de regresar el 27 de mayo a Argel para la Cumbre del Movimiento de No Alineados: A final de año debe celebrarse enMadrid la sexta Reunión de Alto Nivel (RAN) entre los dos gobiernos.

También está previsto que viaje a Argelia del secretario de Estado de Defensa, Pedro Argüelles, para impulsar una multimillonaria venta de armamento, que incluye hasta 14 aviones de transporte de Airbus y tres buques de Navantia.