Columna
Artículos estrictamente de opinión que responden al estilo propio del autor. Estos textos de opinión han de basarse en datos verificados y ser respetuosos con las personas aunque se critiquen sus actos. Todas las columnas de opinión de personas ajenas a la Redacción de EL PAÍS llevarán, tras la última línea, un pie de autor —por conocido que éste sea— donde se indique el cargo, título, militancia política (en su caso) u ocupación principal, o la que esté o estuvo relacionada con el tema abordado

¿Qué nos está pasando en la carretera?

Francisco Canes, presidente de la Asociación Estatal de Víctimas de Accidentes DIA.
Francisco Canes, presidente de la Asociación Estatal de Víctimas de Accidentes DIA.

Veinte vidas, veinte familias rotas, cientos de amigos, miles de conocidos… Hablamos del peor fin de semana del año. Treinta y una personas han perdido la vida en nuestras carreteras en lo que llevamos de abril y 251 en lo que llevamos de 2014. Y esto no es todo porque estamos hablando únicamente de vías interurbanas y con información a 24 horas. ¿Qué está pasando? ¿Por qué no reaccionamos antes de que sea tarde?

En la Asociación Estatal de Víctimas de Accidentes DIA estamos preocupados. El mes de marzo ha sido trágico, 91 víctimas mortales frente a las 69 de marzo de 2013. No queremos que abril siga esta tendencia. No podemos permitirlo. Nos negamos. Este es el momento de actuar, de analizar por qué se está produciendo este repunte y actuar de manera inmediata. Cada segundo es vital en la carretera, todos debemos esforzarnos. Por eso queremos hacer un llamamiento: por favor, precaución en la carretera.

Hemos figurado entre los mejores en los últimos años. Los que más reducíamos nuestra siniestralidad, los que más implantábamos medidas de seguridad vial… Sin embargo, este "más" ha llegado a "menos". Nuestra inversión en carreteras se ha visto mermada. ¿Resultado? Vías en mal estado, mal asfaltadas, baches, señales rotas… Empecemos por ofrecer a nuestros ciudadanos las vías que se merecen, unas carreteras por las que circular con niveles óptimos de seguridad. Autopistas, autovías, carreteras convencionales, vías urbanas… todas deben ser tratadas.

Aunque nos gustaría que no fuera necesario, las campañas de concienciación y de vigilancia deben incrementarse. Ante repuntes como este, la Administración debe poner todos sus esfuerzos por conseguir que se respeten las normas, se respete a los usuarios de la vía y se reduzcan las víctimas. No podemos olvidar que se acerca Semana Santa y con ella los miles de desplazamientos que se producirán durante un periodo corto de tiempo.

Los conductores no podemos relajarnos. Administración, usuarios de la vía, empresas… todos debemos aunar esfuerzos. No queremos que el ansiado objetivo de cero víctimas se aleje.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS