_
_
_
_

El Gobierno avisa a ETA: si no se disuelve lo harán por ella las Fuerzas de Seguridad

"Este es un proceso de disolución y no de paz, porque no ha habido una guerra", dice el ministro

El ministro del Interior, Jorge Fernández, ha advertido este lunes de que las fuerzas de seguridad culminarán la disolución de ETA mientras ésta no entregue sus armas y decida desaparecer. "No estamos ante un proceso de paz, sino ante un proceso de disolución de la banda terrorista", ha afirmado.

Fernández se ha referido a ETA en su discurso durante el acto de entrega de diplomas de la XV promoción de comisarios principales del Cuerpo Nacional de Policía. El titular de Interior ha reiterado que el Gobierno no se va a prestar a "escenificaciones ni teatralizaciones", como las que protagonizaron el viernes los verificadores internacionales, de lo que debe ser "un proceso de disolución y no de paz, porque no ha habido una guerra".

"Que quede claro que si nos dan la geolocalización y las coordenadas de sus zulos y de sus arsenales, que no se preocupen, que la Policía y la Guardia Civil van efectivamente a comprobar si entregan sus armas", ha zanjado el ministro.

Más información
“Aplazaremos el proceso hasta mayo para no interferir en las europeas”
La BBC difunde un vídeo sobre el arsenal inutilizado
Los verificadores: toca a líderes y ciudadanos definir el desarme
Los etarras se llevaron las armas “inutilizadas” tras grabar el vídeo

El Gobierno sigue por tanto sin reconocer la labor de la autodenominada Comisión Internacional de Verificación, que el pasado viernes anunció que la banda terrorista había dado los primeros pasos para el desarme. Un día después, los verificadores confesaron ante el juez de la Audiencia Nacional que les interrogó por sus contactos con ETA que, una vez entregado el inventario del pequeño arsenal, los encapuchados se quedaron con la caja de cartón cerrada con cinta aislante en la que metieron las armas.

“Vamos a continuar con nuestra labor de verificadores del desarme de ETA. Y ahora más reforzados, porque tenemos un amplio apoyo en el País Vasco. Pero vamos a aplazar nuestra actividad hasta que pasen las elecciones europeas de mayo, porque ahora hay demasiado ruido”. Así lo manifestó a EL PAÍS, Ram Manikkalingam, portavoz de la Comisión Internacional de Verificación (CIV), encargada desde enero de certificar el desarme total de la banda terrorista.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_