Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fallece un soldado español en un accidente de tráfico en Líbano

Abel García, de 25 años, formaba parte del contingente español de la FINUL

Fallece un soldado español en un accidente en Líbano. ATLAS

Un soldado español y otro salvadoreño han fallecido este domingo en Líbano en un accidente con el vehículo blindado LINCE en el que viajaban. Ambos militares se encontraban desplegados en el sur del país como parte de la Fuerza Interina de Naciones Unidas para Líbano (FINUL). Otros tres soldados, también salvadoreños, han resultado heridos y han sido trasladados al hospital Saint Georges en Beirut, según ha confirmado el portavoz del contingente español, Teniente Coronel José Joaquín Milán del Boch.

El siniestro se ha producido en torno a las 2.45 de la madrugada, cuando la patrulla en la que viajaba el soldado Abel García Zambrano se encontraba haciendo un ejercicio rutinario de relevo en la vigilancia de la línea azul que marca el límite entre Líbano e Israel. "El vehículo se salió de la carretera y volcó", ha confirmado Milán del Boch, "la Guardia Civil está investigando el accidente". García era el conductor.

Abel García, de 25 años y natural de Zafra (Badajoz), llegó a Líbano el pasado noviembre junto a otros 594 militares españoles como parte del relevo del contingente español de la FINUL y pertenecía al Grupo Táctico Ligero Protegido de la Brigada de Infantería Mecanizada "Extremadura" XI. En su primera misión en el extranjero desde que se incorporase a las Fuerzas Armadas españolas en 2009, García había sido destacado en la posición española encargada de la vigilancia de Ghajjar, localidad fronteriza ocupada por Israel.

Precisamente regresaba de realizar una patrulla de reconocimiento rutinaria por la zona, donde las tropas de la FINUL sirven de apoyo al Ejército libanés para prevenir posibles conflictos con su contraparte israelí. Cuando bordeaba la línea de demarcación (Israel y Líbano no tienen fronteras establecidas oficialmente, ambos estados aún están legalmente en guerra) que recorre el cauce del Wazzani, el vehículo blindado que conducía se salió de la pista y volcó.

Los militares desplegados en la base española Miguel de Cervantes, en las afueras de la localidad de Marjayún, han suspendido todas las actividades previstas para este domingo en señal de luto. Una capilla ardiente se abrirá a partir de las 17.00 horas en las instalaciones, que acogerán una ceremonia a la que asistirán la embajadora española en Líbano, Milagros Hernando, y los agregados de Defensa e Interior, Carlos Busto y José Romero. Está previsto que los cuerpos sean repatriados mañana en un avión Airbús que se ha fletado este domingo desde España.

La zona donde se ha producido el accidente, en el límite sureste de Líbano, bordea los despeñaderos del valle del Wazzani, río que hace las veces de frontera virtual entre Líbano e Israel. La precaria carretera atraviesa varios pueblos y repasa el borde de la vaguada hasta la posición permanente que el contingente español mantiene frente a la villa de Ghajar, hasta las granjas de Shebaa, ambas parcelas libanesas ocupadas por Israel, cuyas tropas no abandonaron por completo el territorio libanés hasta el 2000, tras de 22 años de invasión.

El cauce del Wazzani, un afluente del Litani, que marca el área de despliegue de la FINUL, constituye la frontera natural que utilizaron Francia y Reino Unido para dividir en 1923 los entonces territorios coloniales de Líbano y Palestina. En 1978, la ONU utilizó esa misma línea como referencia para establecer la precaria Línea Azul, cuya vigilancia depende de los cascos azules.

España participa en el despliegue internacional de la FINUL desde 2006, tras la guerra entre el partido-milicia chií Hezbolá e Israel, provocada, precisamente, por un incidente en la frontera. El soldado García es el octavo militar español fallecido en Líbano por causas no naturales desde que se iniciase la operación "Libre Hidalgo". En 2007, seis militares españoles fallecieron en un atentado perpetrado en Jiam, en las cercanías de la base en Marjayún. Un artefacto explotó al paso del vehículo BMR en el que viajaban los militares. En 2008, otro soldado español de origen colombiano falleció también en un accidente de tráfico a 200 metros de la entrada a la base, tras perder el control del vehículo BMR que conducía.

La Brigada "Extremadura" XI, a la que pertenecía Abel García, seguirá desplegada en Líbano hasta el próximo mes de mayo, de acuerdo a las rotaciones semestrales establecidas para la misión española, al mando de la sección oriental del despliegue internacional, que integra otros 141 militares del Ejército serbio y 52 del Ejército salvadoreño.