Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Franquear la barrera del bipartidismo

IU y UPyD se enfrentan a su primer examen en un escenario de crisis de los grandes partidos

Buscan una estrategia para confirmar las encuestas

Rosa Díez y Maite Pagazaurtundua, ‘número dos’ en la lista de UPyD para las elecciones europeas.
Rosa Díez y Maite Pagazaurtundua, ‘número dos’ en la lista de UPyD para las elecciones europeas. ep

Ha llegado el momento para confirmar las tendencias reflejadas en todas las encuestas. Izquierda Unida y Unión Progreso y Democracia se preparan para convertirse en formaciones clave en las dinámicas parlamentarias y tratar de condicionar al poder. Las elecciones europeas del 25 de mayo suponen para los partidos de Cayo Lara y Rosa Díez el primer gran examen en un escenario de crisis del bipartidismo, con previsiones de escasísimo margen para el ganador y una suma de PP y PSOE en mínimos históricos. Y el resultado, al margen de las consecuencias para los equilibrios de las instituciones comunitarias, marcará su hoja de ruta en lo que queda de legislatura.

En la última estimación general de voto de Metroscopia se afianza esa tendencia al alza de los llamados minoritarios; IU se sitúa en el 13,5% y UPyD en el 8,5%. Es decir, el Grupo de la Izquierda Plural, que actualmente cuenta con 11 diputados en el Congreso, y la formación magenta, con cinco parlamentarios, podrían duplicar sus escaños. En este contexto, cuando faltan poco más de tres meses para la cita electoral, ambos partidos diseñan sus estrategias para intentar concretar los datos de los sondeos. ¿Cómo?

IU y UPyD ocupan espectros ideológicos muy distintos pero, aun desde planteamientos opuestos, esgrimen una premisa común: la necesidad de una regeneración democrática profunda. La organización de Cayo Lara concretará los próximos 1 y 2 de marzo las propuestas de las federaciones sobre candidatos y programa. Lo que, en cualquier caso, ya está más que definido es la filosofía de su apuesta. Esto es, construir un frente “contra la Europa de la troika y de los mercados”, en palabras de Ricardo Sixto, diputado y portavoz de la formación. Se trata, en su opinión, de coordinar estrategias para hacer frente al sistema actual que ha condicionado proyectos políticos marcados por los recortes. Y, para ello, las mejores perspectivas reflejadas en los sondeos solo son un punto de partida. IU se organiza para crecer y diseñar un programa que pretende ser ambicioso y, en este escenario, ya puso en marcha hace meses conversaciones con las federaciones, con otras formaciones como Iniciativa per Catalunya y con el llamado bloque social y organizaciones próximas a la órbita del 15-M.

UPyD ya tiene aspirante y número dos para su lista europea. Pero la sorpresa no fue la elección en primarias del actual europarlamentario, Francisco Sosa Wagner, quien encabezará la candidatura. El partido de Rosa Díez pretende sentarse en el Parlamento europeo con más de un representante, y también por ello, apostó por Maite Pagazaurtundua, hermana de Joseba, el jefe de la policía local de Andoain asesinado por ETA en 2003, símbolo de las víctimas de la banda y de la lucha contra el terrorismo que encarna los valores fundacionales del partido.

El número dos de UPyD, el diputado Carlos Martínez-Gorriarán lamenta que, de momento, el debate con las otras formaciones esté resultando “muy pobre”. “Se está hablando mucho de temas domésticos, todos están pendientes del candidato, pero políticamente no se ha hablado nada, al margen de lo que quieran hacer en Europa PP y PSOE”, de los que “parece que solo se está dirimiendo su futuro como partidos”.

“Parece complicado, pero vamos a intentar hablar de Europa”, señala Martínez-Gorriarán. La formación magenta tiene un objetivo primordial en las instituciones europeas: contribuir a la construcción de una “verdadera Europa federal”, y en este contexto, una de las razones a las que se atribuye la presencia de Pagaza en sus listas —que se cerrarán definitivamente el próximo 8 de marzo— es tratar de evitar que ese proyecto se quede “en el relato de los nacionalistas”.

Más información