Un diputado de Castilla y León rompe la disciplina de voto del PP contra el aborto

Otro parlamentario se abstiene de participar en la iniciativa promovida por el PSOE

En el punto cuarto del orden del día del pleno en las Cortes de Castilla y León figuraba este miércoles una proposición no de ley (PNL) contra la revisión de la normativa del aborto. La votación, igual que la del martes en el Congreso, fue secreta, pero nadie suponía que con el precedente -el PP impuso en la Cámara disciplina de voto ante las fisuras internas- al partido se le iba a abrir una grieta en una comunidad autónoma que gobierna por mayoría absoluta. Un procurador o procuradora del Grupo Popular ha apoyado la PNL y otro compañero de la bancada ha optado por no participar en la votación secreta, según el recuento realizado. 

La propuesta presentada por el grupo socialista ha recibido un total de 50 votos en contra (el grupo parlamentario popular tiene 53 escaños en las Cortes aunque en toda la sesión plenaria de se ha ausentado la procuradora Sonia Palomar por motivos personales) y 31 a favor, que, todo hace indicar, son los 28 emitidos por el Grupo Socialista (el PSOE obtuvo 29 escaños pero la procuradora zamorana Ana Sánchez está de baja por maternidad), los dos del Grupo Mixto y uno de un procurador popular.

El resto de las propuestas que se votaron relativas a otros asuntos contabilizaron 52 votos por parte del Grupo Popular, a excepción precisamente de la del aborto.

En declaraciones recogidas por Europa Press, el portavoz del grupo parlamentario popular, Carlos Fernández Carriedo, cree que el resultado se debe analizar "desde la naturalidad y la normalidad democrática". Sobre el voto en contra, Fernández reconoce que, al no haber dado su grupo instrucciones de voto se ha podido producir un error por parte de alguno de sus compañeros o una votación diferente "por decisión personal".

El partido no tomará medidas para saber quién ha sido. Fernández Carriedo incluso ironizó sobre que se pida el voto secreto para luego "querer saber quién ha votado diferente".

Los socialistas hacen una lectura muy diferente. El portavoz del grupo socialista, Óscar López, destacó que "solo un día después" de lo ocurrido en el Congreso de los Diputados el PP rompe la disciplina de voto en Castilla y León. Algo que, por otra parte, considera que es "claramente insuficiente", porque su iniciativa fue rechazada. “Tenemos que felicitarnos porque esta iniciativa ha permitido mostrar que sí hay alguna voz, alguna conciencia, al menos en las filas del PP en Castilla y León que está en contra de esa reforma de Gallardón contra los derechos y libertades de las mujeres”.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete
Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS