Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Gürtel movió 25 millones de euros en su caja b destinados a mordidas

La policía señala cómo una parte del dinero b fue a parar a Suiza y a Inversiones inmobiliarias

La policía ha calculado que entre 1996 y 2009, el jefe de la red Gürtel, Francisco Correa, movió 25,5 millones de euros en una caja b en la que ingresaba dinero procedente de negocios ilegales y de la que salían distintas cantidades para supuestos pagos de sobornos a numerosos dirigentes políticos con responsabilidad en Administraciones públicas gobernadas por el Partido Popular.

Los agentes de la Unidad Central de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) sacan esta conclusión tras analizar el pen drive que el contable de la trama, José Luis Izquierdo, intentó ocultar en su mano durante el registro policial efectuado en su despacho, en la calle de Serrano, 40. Ese día, en febrero de 2009, según el informe policial remitido al juez Pablo Ruz, el contable llevaba en el bolsillo 5.000 euros en billetes de 500.

El análisis de la documentación almacenada en el pen drive del contable de la red Gürtel acredita, según la policía, que la trama se nutría de dinero opaco al fisco procedente, de cuatro fuentes distintas:

1.- Transformación de fondos cuyo origen son actos realizados por las empresas de eventos de Correa, derivados en su mayor parte de adjudicaciones públicas de contratos en las que no se han garantizado ni cumplido los principios que rigen la contratación administrativa.

2.- De recibir cantidades cuyo origen está en el reparto de comisiones pagadas por empresas adjudicatarias de contratos públicos donde ha intervenido la organización corrupta en calidad de intermediaria para dirigir los concursos.

3.- Del ingreso de fondos ajenos al sistema financiero en pago por actos realizados por parte de Orange Market para el Partido Popular de la Comunidad Valenciana.

4.- De cobros con fondos ajenos al sistema financiero derivados de operaciones de compraventa de bienes muebles o inmuebles y de aportaciones de Francisco Correa y Pablo Crespo de origen desconocido.

Una parte de esos ingresos se empleaban, según el informe policial, en pago de sobornos a “cargos públicos y responsables políticos”, entre los que citan a Luis Bárcenas, extesorero del PP; Jesús Merino, ex diputado nacional; y media docena de exalcaldes, entre ellos Jesús Sepúlveda, de Pozuelo de Alarcón (Madrid). Otra parte se destinaba a distintas inversiones inmobiliarias en España o a su desvío a Suiza.

El pen drive de José Luis Izquierdo es una de las pruebas principales que la policía logró en los primeros días de la operación contra la trama corrupta. El jefe de la red, Francisco Correa, en sus conversaciones en prisión, llegó a considerar el “puto pen drive” como la principal prueba de cargo que había contra él.

"Es que sin ese pen drive no tendrían nada, me pongo malo", le contó a su abogado. La información almacenada por el contable en esa memoria relata los principales sobornos que pagó la trama corrupta en la Comunidad de Madrid. Con el resto de documentación hallada en otros registros, la policía y el juez, pudieron relacionar los pagos con adjudicaciones de contratos públicos a la red empresarial de Francisco Correa por parte de dirigentes del PP que habían cobrado comisiones ilegales, según la información recogida en el pen drive de José Luis Izquierdo.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información