Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EP Firmas BLOGS Por ERNESTO EKAIZER

¡Es la deflación, estúpido!

 

Christine Lagarde, directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), ha pronunciado la palabra maldita: deflación.

Es el nuevo fantasma que recorre el mundo desarrollado.

Es la primera vez que de forma tan clara y sin ambages, el FMI alza la voz. Detrás de los bastidores se advierten los esfuerzos del economista jefe del FMI urgiendo a la directora gerente. De francés a francesa. De Olivier Blanchard a Christine Lagarde. La deflación -que no desinflación- puede bloquear la débil recuperación mundial.

Lagarde tiene una "gran esperanza".

"Que 2014 sea un año trascendental, el año en el que los `siete años débiles´, económicamente hablando, se deslicen hacia ´los siete años fuertes´". Lagarde evoca tímidamente, sin llegar a utilizar las mismas palabras, el libro del Génesis y el sueño del faraón en el cual siete vacas flacas se comen a siete vacas gordas. Las primeras representan, según la interpretación de José, siete años de penurias y las segundas siete años de prosperidad. 

Ahora bien, vayamos a la realidad.

Mi experiencia en el seguimiento sistemático de la información, los discursos y las reuniones del FMI, durante largos años, me dice que detrás de esta metáfora esperanzadora hay ademas de un wishful thinking, expresión de deseos, una seria preocupación. 

¡Es la deflación, estúpido!

Lagarde dice: "Con una inflación que discurre por debajo de los objetivos de muchos bancos centrales [¡atención especial a Mario Draghi, presidente del Banco Central Europeo!] vemos [sí, Blanchard lo ha conseguido, la directora lo ha dicho] crecientes riesgos de deflación, lo que puede ser desastroso para la recuperación. Si la inflación es el genio entonces la deflación es el ogro que debe ser combatido decisivamente".

La directora gerente del FMI no habla de desinflación, no. Está invocando el fantasma que ha transformado durante más de 15 años a la economía de Japón en una economía zombie, una economía estancada, que a día de todavía hoy tiene dificultades para levantar cabeza a pesar de los cuantiosos estímulos monetarios y fiscales.

Según Lagarde, "los bancos centrales deben volver a políticas monetarias más convencionales solo cuando el crecimiento robusto se encuentre firmemente enraizado".

No se puede quitar las muletas. La economía asistida debe mantenerse.

 Ignoro si Lagarde se lo dijo a Mariano Rajoy, que la ha visitado a comienzos de esta semana en Washington.

 España, precisamente, ha registrado una inflación del 0,3% en 2013 con una tasa de paro cercana al 26%. Y lo que pasa en España es coherente con la evolución de la Eurozona. La inflación del mes de diciembre ha sido de una tasa interanual del 0,8% (contra un objetivo en torno, aunque por debajo, del 2% anual) con una tasa de desempleo del 12,1%.

Pero la ilustración de las presiones deflacionistas (no hablamos de la clásica definición de deflación como caída del nivel general de precios de bienes y servicios, ni de una deflación en la Eurozona en términos agregados, es decir, del conjunto de los países del euro) la ha dado la economía alemana, cuyo dato de crecimiento se ha dado a conocer en las últimas horas.

La economía más poderosa y boyante de la Eurozona y una de las principales del mundo desarrollado ha registrado un crecimiento del 0,4% en 2013, contra un 0,7% en 2012.

El "modelo" económico de la Eurozona ha experimentado en 2013, aproximadamente, un superávit por cuenta corriente del 6% en 2013, contra un 7% en 2012.

La teoría del "modelo" que se presume de aplicar en España dice que con unos importantes superávits de la balanza de pagos, convirtiendo a las exportaciones en el motor de la economía, se genera un potente PIB. La realidad es que todo lo que ha podido comprar un fuerte superávit exterior como el de Alemania ha sido en 2013 una tasa de actividad positiva del 4%.

Y ello teniendo en cuenta que las exportaciones representan aproximadamente el 50 % del PIB, siendo dicha tasa en España del orden del 30%.

El aldabonazo de Lagarde es importante. Va dirigido a que la Reserva Federal, el Banco de Japón y el Banco de Inglaterra, mantengan y en algún caso, como el nipón, incrementen, los estímulos monetarios (compra de bonos públicos y privados).

Y que el BCE se incorpore de una vez por todas a la batalla a través, por ejemplo, del estímulo de "préstamos específicos" con exigencias de garantías de menor nivel de solvencia para superar la fragmentación financiera que sigue sin resolver el problema que Draghi admitió durante la crisis y amenaza de desintegración del euro, en julio de 2012.

  El panorama español, según Moody's

 Precisamente, ayer Moody's Analytics, el servicio de estudios de la agencia de rating norteamericana Moody's, apuntaba, en un informe de coyuntura sobre España, el tema de la deflación. 

"Un indicador clave de presión de la demanda sugiere que España atraviesa un periodo de deflación suave similar a la que padeció entre marzo y octubre de 2009. El PIB de España es menor a su capacidad productiva potencial. La Comisión Europea, la OCDE y el Fondo Monetario Internacional esperan que este diferencial de producción [output gap] seguirá siendo negativo en 2014, lo que implica que el índice de precios al consumo probablemente fluctúe alrededor de cero", señala.

El informe recuerda que "en noviembre el IPC sufrió una contracción interanual por primera vez en cuatro años".

Y añade: "Una deflación prolongada impediría que la recuperación gane terreno. Los hogares y las empresas tendrían dificultades para pagar sus préstamos actuales, impulsándoles a reducir o posponer el gasto. Del mismo modo, la deflación haría más difícil que el Gobierno pueda reducir su deuda, incrementando las presiones para reestructurarla y/o austeridad fiscal. España, con elevados niveles de deuda pública, es particularmente vulnerable".

Para la agencia, "si la recuperación económica es demasiado débil para prevenir un periodo de deflación prolongada, el país puede sufrir una círculo vicioso en el que precios a la baja lleva a las empresas a recortar la producción, añadiendo presión para reducir los salarios y la demanda, alimentando nuevas caídas de precios".

Según el estudio, "la perspectiva de riesgos para España están ponderados a la baja. La posibilidad de separación de Cataluña puede desalentar la inversión de las empresas extranjeras y la [inversión] de capital"

 Estas advertencias se producen precisamente cuando el ministro de Economía, Luis de Guindos, está solicitando ante las agencias de rating, entre ellas Moody's, una subida de la calificación del Reino de España.

El informe también analiza la deuda pública en las carteras de los bancos españoles.

"Es insostenible", señala tras recordar que los bancos españoles se endeudaron en el BCE a tipos bajos [carry trade] e invirtieron el dinero en bonos públicos españoles, obteniendo la diferencia, entre el 1% que les cobraba el BCE y el 4,6% de media que ha pagado el Tesoro español en 2013, para sus cuentas de resultados.

Pero "las compras de [bonos públicos de España] por bancos españoles han ayudado a elevar el precio de la deuda gubernamental y a bajar los tipos de interés. El bono público a diez años ha registrado un promedio del 4,6 en 2013, por debajo del 5,9% del año anterior".

En el ambiente de economía "feliz" y "euforia" que se vive en el Gobierno español, la advertencia del FMI sobre el peligro de deflación que amenaza a la débil recuperación mundial y los comentarios del servicio de estudios de Moody´s, deberían ser motivos de reflexión.

Comentarios

EUROPA CORTA LA COMPLICIDAD UGT-JUNTA . …”¡Hasta aquí hemos llegado!”, “¡basta ya de cubrirle las espaldas a UGT-Andalucía a cambio de apoyo electoral autonómico!”, “¡se acabó eso de hacer de poli bueno y de poli malo!” Todo esto debe de haber pensado el comisario europeo de Política Regional, Johannes Hahn, sobre la relación dolosa UGT-Junta de Andalucía, tras anunciar este miércoles el inicio de investigaciones sobre el supuesto desvío de dinero europeo por parte del sindicato andaluz. El señor Hahn no se anda con chiquitas a la hora de conceder fondos públicos a las instituciones europeas. O se está con la legalidad o no se está y punto. . …De ahí que también le haya cortado el grifo a UGT-Andalucía, que no verá un céntimo más hasta que no aclare a dónde han ido a parar las anteriores ayudas europeas. Lógicamente. . …Sin embargo, este ejercicio estupendo de democracia, transparencia y servicio público al ciudadano, contrasta sobremanera con la actitud mantenida aún por la Junta de Andalucía, cuya presidenta, Susana Díaz, continúa apoyándose en las lentísimas investigaciones de una comisión interna dentro de UGT, antes de, según ella, tomar medidas legales. Comisión interna de dudosa… en fin. . …Por su parte, la advenediza –aunque no ingenua– secretaria general de UGT-Andalucía, Carmen Castilla, también sigue, como su antecesor, Francisco Fernández, alimentando la opacidad dentro del sindicato y negando la mayor: que UGT haya cometido algún acto delictivo, pese a su declarada desconfianza hacia sus propios compañeros. Y no sólo se niega a establecer una auditoría que clarifique si hubo o no delito en la transferencia de dinero Junta-sindicato, sino que además se opone todavía a reintegrar los 1’8 millones de euros defraudados. Eso sí, con la colaboración de Susana Díaz, que sigue deshojando la margarita. . …Y si Bruselas ha suspendido ayudas a UGT-A será porque habrá encontrado algo raro. Como dicta el sentido común. Pero ellas, Susana Díaz y Carmen Castilla, que nanay tomándonos el pelo a todos los ciudadanos y haciendo que seamos la vergüenza de Europa, que seguro ya nos verán como a un país bananero. Confiemos que sea ahora el señor comisario europeo quien nos libere de una vez y para siempre de este círculo vicioso UGT-Junta de Andalucía. De este bandidismo institucional andaluz.
Resulta algo más que evidente la coherencia del comentario anterior con el tema tratado por el autor del artículo.A esa coherencia yo le añado como ayuda a la inspiración de "trigo limpio" Levante U.D. 1, Rayo Vallecano 0.f
Las altas finanzas se hacen siempre sujetando los pies en el suelo de la economía doméstica.Para nosotros la gente normal, se reduce a poder pagar los recibos básicos del agua, luz, gas, colegios, el alquiler y la lavadora etc.Además de comer y poder comprar alguna ropa.Y hasta ahí.Para la mayoría de quienes vivimos dependientes de un salario, sueldo o comisión.Apretándose los gastos al máximo para no tener que recortar de lo necesario, que es comer.La gran economía habla de volumen de capitales, de consumos de altos vuelos, pero se deben de referir a la élites que se lo pueden permitir.Hoy ya tenemos instaladas en nuestra sociedad una gran cantidad de familias que viven bajo mínimos.En otro mundo diferente de la macroeconomía.En nuestro caso es la micro economía la que funciona, una economía con lupa.Dicho para no perder el norte nuestro, el de la gente normal.
Comparto la reflexión de garcés. Desde mis escasos conocimientos de Economía, a mí como honrado comedor de lentejas la que me preocupa es la doméstica. Soy un funcionario de alto nivel, pero asalariado al fin y al cabo, y es justo ahora, cuando comienza a existir un consenso sobre los signos positivos de recuperación de la macroeconomía, cuando en mi economía doméstica se perciben con más fuerza las consecuencias de la crisis, que se resumen en una pérdida de poder adquisitivo en los últimos 4 años cercana al 20% y una evaporación de la capacidad de ahorro. Así que, desde mi humilde ignorancia, bienvenida sea la deflación.
La cuestión es que el sólido edificio técnico de la economía neoliberal, no es otra cosa que un ídolo vacío, con los pies de barro basado en el poder del “dinero necesario para el otro” que, mediante el préstamo, permite imponerle las más estúpidas condiciones imaginables en beneficio del prestamista. Y así, si la economía no es más que la administración del trabajo en la que lo que producen los unos lo compran otros que también producen, es necesaria una exigencia de equilibrio entre lo cobrado por producir y lo comprado de lo producido con ese dinero. Por lo que destrozar los salarios y la demanda para acumular en el bolsillo de unos cuantos tiene un límite que es no hacerlo hasta el extremo que el sistema que permite dicha acumulación no se destruya tanto que hunda el sistema en que se basa la expropiación hasta el extremo que esta deja de ser posible. Pero ese edificio técnico del sistema economico, no está basado en el saber, sino en el poder de la codicia y la reglas no son las de la lógica del equilibrio entre la producción y la demanda (producción-dinero-consumo que se invierte en el mercado a consumo-dinero-producción), sino que el “goce” del capitalista – según Marx, un solipsista práctico que si bien no sabe lo que hace en economía entiende muy bien lo que hace en su negocio- se basa en los resultados inmediatos del “más vale pájaro en mano que ciento volando- que lleva a que su poder imponga bajar salarios para asegurar “ya” el beneficio particular en su cuenta corriente, en lugar de que prever a plazo más largo una proceso que restaure el balance de la riqueza producida. Y ahí, lo tenemos, de momento, desde que empezó la crisis lo único que ha mejorado son los beneficios de los muy ricos y de los gestores super-bien pagados, mientras las deudas no se han reducido, o poco, y el resto del mundo anda arrastrando sus miserias en un proceso de incremento de la diferencias, en el que cada agujero que aparece como consecuencia de atender siempre a la codicia y no a la necesidad social, se tapa de la misma manera; reduciendo gastos salariales (el pájaro en la mano) en lugar de estabilizando equilibrios producción-consumo (los ciento volando). Pero como es pura lógica y los edificios se construyen sobre proyectos calculados y no sobre la base de reforzar la pared que se cae antes, lo que tenemos ahora es más de lo mismo. El cemento con que se empezó a edificar -siempre con demasiada arena- en el neoliberalismo, no cumple las exigencias mínimas fijación y lo que tenemos es que cuantos más pisos hacemos, más débil se vuelve la construcción. O volvemos al principio o esto no hay quien lo arregle, el problema no es el trabajo y su costo sino la codicia y la expropiación y sus métodos.
Bonita reconducción de la advertencia al estúpido "es la economía" por "es la deflacción estupido“ del analista economico. Si la inflacción es necesaria para que su subida sea el motor del juego economico, si se diapara tanto por arriba como por abajo deviene tranformarse en paralizadora de la economia, el ogro. De cajón. Falta la conexion del estúpido con la economía de producciòn, porque si se sigue controlando el juego economico, la inflación deflacción de la economía, el precio, se esta confundiendo con el valor y pasa de estupido a necio, el que confunde el valor de lo que compra o se vendecon el precio inflacionadovo deflaccionado.
ES TO ES TA ATADO Y VI EN ATADO POR RAJOY PP.
Nos siguen queriendo vender un futuro mejor que ya ha pasado, mientras, estás élites viven con todo el lujo a sus pies en lo alto del Olimpo, protegidos por una cúpula de cristal que les aísla del fragor de la pira humana. Resulta, que nuestro tiempo presente es demasiado breve como para seguir esperando por paraíso, que solo es un espejismo para los creyentes de otra vida. Ya va siendo hora que los gobernantes, políticos y dirigentes pongan los pies en la tierra aquí abajo y se dediquen a bien administrar en bien común de toda la humanidad sin ventajas para nadie. Que se dejen de historias y libro de caballería sino quieren perder la hacienda.