Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSOE recibe el anuncio como un “avance” y el PP lo ve insuficiente

El exconsejero Ares reclama a los presos que exijan la disolución de ETA

Tras evaluar cuál iba a ser el nivel de su reacción, el PSOE dejó este sábado en manos de los socialistas vascos comentar el comunicado de los presos de ETA y el PSE lo recibió como “un avance sustancial” con respeto a la exigencia de amnistía sin asumir responsabilidades que hasta ahora defendía el colectivo de reclusos de la banda.

Los socialistas destacan que los reclusos reconozcan lo que se les venía reclamando: sus disposición a acogerse de forma individual a la reinserción y reconocer el daño causado, “aunque vaya acompañada de su retórica habitual y de valoraciones inaceptables de consumo interno”. Cobra relevancia el que la opinión socialista llegase de la mano de su secretario de Organización en Euskadi, Rodolfo Ares, quien ocupó la pasada legislatura la cartera vasca de Interior y fue el principal responsable de la política de tolerancia cero aplicada por la Ertzaintza contra el entorno de la banda. Ares reclamó a los presos que si quieren seguir avanzando pidan a la banda su disolución inmediata.

Mercedes Gallizo, directora general de Instituciones Penitenciarias con el Gobierno de Zapatero, calificó como “pequeño gran paso”, a través de su cuenta de Twitter, el anuncio del colectivo. En la misma red social, la portavoz de EH Bildu, Laura Mintegi, apuntaba otra de las claves: el respaldo que el texto supone para el movimiento de apoyo a los presos de ETA, que volverá a salir a las calles en Bilbao el próximo 11 de enero.

El PP ve, en cambio, insuficiente el comunicado. El Gobierno guardó silencio, mientras el secretario general del PP vasco, Iñaki Oyarzábal, consideraba que la “auténtica novedad” es que los presos asumen con dos años de retraso que “con este Gobierno no hay atajos y que no les queda otra que reconocer la legalidad y el Estado de Derecho”, informa Efe.

Para el secretario de Justicia, Derechos y Libertades del PP, interlocutor del partido con las víctimas, en el comunicado “hay mucho de artificio táctico” y “en su letra pequeña, va cargado de falsedades”.

El Gobierno de Iñigo Urkullu se reserva su opinión hasta este domingo, cuando comparezca en Bilbao su portavoz, Josu Erkoreka. También hablarán en ese momento el PNV y Sortu, la principal de las formaciones de la izquierda abertzale, aunque varios de sus aliados en EH Bildu como Aralar o EA ya se han descolgado con elogios.

Asociaciones de víctimas como la AVT o Covite se extendieron en sus críticas contra la que consideraron “un ejercicio de disimulo”, pero una víctima, a título individual, Rosa Rodero, viuda del sargento mayor de la Ertzaintza Joseba Goikoetxea, asesinado por ETA en 1993, vio en el texto un paso adelante.