Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP critica “el radicalismo” del PSOE pero reconoce que le beneficia

Valenciano: "Radical en la injusticia con la que gobierna el PP"

La displicencia y la descalificación más o menos contundente han sido la acogida de los partidos políticos a lo acontecido en la Conferencia Política del PSOE celebrada el pasado fin de semana. La crítica les ha venido por su derecha, por la izquierda y por el espacio que ocupar UPyD. Cierta simulación se ha constatado en el Partido Popular al expresar en público pesar por “la radicalización” del PSOE, cuando en conversaciones oficiosas y con petición de anonimato se reconoce que les beneficia esa mirada a la izquierda de su principal adversario. Por un lado, les deja para ellos el espacio que rodea el centro  y, por otro,  puede acusar a los socialistas de  “extremistas”, señalan dirigentes del PP. Y ya han empezado.

Mucho juego han dado algunas de las frases de los dirigentes del PSOE para expresar qué ha ocurrido en su conferencia. “El PSOE ha vuelto”, ha proclamado su secretario general, Alfredo Pérez Rubalcaba. El coordinador general de IU, Cayo Lara, le ha replicado: “Si no se hubieran ido no tendrían que volver “. Lara no quiere ni comentar si las propuestas del PSOE salidas de esta conferencia - más directrices que posiciones concretas que se abordarán en el programa electoral – porque antes y después de la conferencia en Izquierda Plural se optó por no reconocer al PSOE la capacidad de cambio respecto a las políticas que hicieron durante el Gobierno. “Lo que cuenta es lo que se hace cuando se está en el Gobierno, no cuando se está en la oposición”, ha zanjado.

Desde la derecha, se pone el énfasis en lo perjudicial que es para España que el PSOE se aleje “de la moderación y del centro político”, ha dicho el portavoz del Grupo Popular en público tras la reunión de la Junta de Portavoces del Congreso. “Solo en el centro nos podemos encontrar”, ha dicho Alonso que, no obstante, ha constado que en los dos años ese encuentro no se ha producido porque el PSOE “no ha ayudado en nada”. Sí habrá acuerdo en los próximos días para repartirse los puestos en el Consejo General del Poder Judicial ya que el modelo aprobado por el Gobierno ha dejado a los partidos mayoritarios la llave de la elección. Pero en lo demás nada tienen que hablar con el PSOE y más ahora si entra en una fase de “radicalismo”, ha dicho la secretaria general del PP, Dolores de Cospedal, con el argumento de que España no está para radicalismos. No es eso lo que en el PP se dice en privado como se ha constatado en los numerosos corrillos que se formaron en el Congreso en el primer día de debate de los Presupuestos. Incluso había sonrisas maliciosas y frote de manos por si el PSOE se mantiene en situarse en el rojo.

Se había preguntado a la dirigente popular Dolores de Cospedal por las apreciaciones de la número dos del PSOE, Elena Valenciano, respecto a que de esta conferencia su partido salía más rojo, más morado ( feminista ) y más verde ( ecologista ), a lo que respondió con el reproche del radicalismo. Valenciano se reafirma en que España necesita “una defensa radical de los derechos sociales, de los derechos de los trabajadores, de la igualdad de oportunidades, de las pensiones…..” “ porque radical es la injusticia que practica el PP”.

Ninguna relevancia especial concede UPyD a esta conferencia en la que el acuerdo mayoritario y la unidad de la que han hecho gala los socialistas tienen una explicación. A juicio de la diputada Irene Lozano, no ha habido discrepancia “porque se han apartado los asuntos espinosos”, es decir, el modelo territorial y la concreción sobre las primarias abiertas para elegir al candidato a la presidencia del Gobierno.

La ausencia de discusión sobre Cataluña ha sido el objeto de la crítica fundamental del diputado de ICV, Joan Coscubiela que se pregunta si no han tenido “un minuto” para dar respuesta a la situación que vive Cataluña. No tocaba, como así se lo habían explicado ya desde el PSOE al primer secretario del PSC, Pere Navarro, que tuvo una acogida muy afectuosa por el millar de asistentes a la conferencia. Quizá porque las dos partes  solo se quedaron en la seguridad de que se entenderán pero sin hablar de contenidos. El PSOE discrepa del PSC respecto a la celebración de una consulta en Cataluña aunque ambos coinciden en que esa comunidad es parte de España.

En esta conferencia el PSOE trataba de dar una imagen y mensaje de unidad en torno a un bloque de iniciativas y lo han conseguido; lo que no hubiera ocurrido si se plantea el debate sobre Cataluña “No hemos resuelto todos nuestros problemas pero hemos dado un paso importante; hay un antes y un después de esta conferencia política”, ha proclamado el secretario de Organización del PSOE, Oscar López en Los Desayunos de TVE. No les importa que el PP les acuse de radicales y de extremistas al  estar seguros de que la situación de España obliga a esas políticas más a la izquierda, pero siempre dentro de socialdemocracia, que necesitan los más desfavorecidos pero también las clases medias.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >