Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cosidó cambia por cuarta vez al jefe de las unidades contra la corrupción y las drogas

Losada ha estado 15 meses en el cargo. Su antecesor, solo cinco

Santiago Sánchez Aparicio.

El director general de la Policía, Ignacio Cosidó, ha cambiado por cuarta vez desde que llegó al cargo, todavía no hace dos años, al responsable de la Comisaría General de Policía Judicial, donde se investigan los grandes casos de corrupción (Gürtel y Bárcenas incluidos). El comisario principal José García Losada, que había llegado al cargo en julio de 2012, ha sido trasladado a la jefatura de la División Económica y Técnica, un cargo de similar relevancia, y será sustituido por el también comisario principal Santiago Sánchez Aparicio, actual responsable de Formación y Perfeccionamiento. La policía enmarca la sustitución de Losada en una reestructuración "necesaria" de la Junta de Gobierno del cuerpo que "apuesta por la cooperación internacional y la mejora de las áreas de gestión".

Sánchez Aparicio, licenciado en Ciencias de la Información y un veterano muy conocido en el cuerpo, se convierte en el cuarto comisario de Policía Judicial desde que el PP llegó al poder. Esta comisaría investiga los grandes casos de corrupción, de drogas, gran criminalidad y los delitos telemáticos, entre otros asuntos. Ningún otro departamento policial se ha visto sacudido por tantos cambios en tan poco tiempo.

El antecesor de Losada fue José Enrique Rodríguez Ulla, quien ha sido el comisario general más breve de la policía. El 13 de enero de 2012 tomó posesión de su cargo al frente de la poderosa Policía Judicial y solo cinco meses después fue relevado. El director de la Policía, Ignacio Cosidó, había perdido la confianza que había depositado en él.

La decapitación de Ulla se debió a que ordenó una investigación secreta y oficial sobre un ático de lujo de Marbella que usa Ignacio González, hoy presidente de la Comunidad de Madrid. Dichas pesquisas fueron abiertas por Rodríguez Ulla sin ponerlo en conocimiento del director de la Policía ni de su número dos, Eugenio Pino, según fuentes policiales.

Pero antes que Ulla fue destituido el comisario Juan Antonio González, quien había sido una de las dianas de los ataques del PP cuando se investigaban los asuntos de corrupción que afectaban a dicho partido, como los casos Gürtel o Palma Arena. Cosidó lo fulminó apenas 10 días después de tomar posesión.

González estuvo continuamente en la diana del PP y saltó a la fama como el hombre que detuvo en Bangkok al ex director general de la Guardia Civil Luis Roldán. Pero la animadversión creció a raíz de que González apareciera en una cacería en Andújar (Jaén) en la que participaban el juez Baltasar Garzón y el exministro de Justicia Mariano Fernández Bermejo cuando estaba estallando el caso Gürtel, que entonces solo afectaba a cargos del PP en la Comunidad de Madrid.