Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los barones del PP, dividos por la financiación autonómica

Las posiciones del partido en Madrid y Cataluña chocan con los presidentes extremeño, aragonés y riojano

Ignacio González (derecha) y José Ramón Bauzá, posan antes del Comité Ejecutivo del PP

Los líderes autonómicos del Partido Popular han puesto de manifiesto sus posturas discrepantes sobre la financiación autonómica en el Comité Ejecutivo del partido. Las reacciones han surgido a cuenta de las propuestas de los presidentes del partido en Madrid y Cataluña de cambiar el reparto presupuestario entre las comunidades autónomas. El presidente de Extremadura, José Antonio Monago, ha insistido en su llegada a la sede de la formación en la calle Génova en la necesidad de que el sistema de financiación autonómica incluya el principio de solidaridad entre comunidades, porque, de no ser así, se estaría haciendo "lo contrario" a lo que ha permitido el desarrollo actual de España. Monago ha recalcado que el principio de solidaridad está recogido en la Constitución.

En este sentido, el presidente extremeño ha apostado por sostener el principio de solidaridad. "Hay que defender la Constitución siempre; es muy sano, y más en los momentos actuales", ha señalado, convencido de que, de no ser así, se estaría "haciendo lo contrario a lo que ha hecho que España se desarrolle en los últimos años".

En esta línea se ha posicionado la presidenta de Aragón, Luisa Fernanda Rudi, quien ha lamentado que el sistema de financiación autonómica fuera modificado durante el Gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero y ha confiado en que el nuevo sea como el aprobado durante el mandato de José María Aznar. "En el año 2002, con un gobierno del PP, se consiguió cerrar un acuerdo con todas las comunidades para lograr un sistema de financiación que debería de haber permanecido en el año 2009, aunque eso no fue así con un gobierno socialista", ha señalado.

Tras subrayar que el modelo actual "no satisface a nadie", la presidenta aragonesa ha confiado en que se logre ahora de nuevo un acuerdo unánime y ha recordado que en la actualidad se está evaluando el modelo en vigor y que será después cuando se aborde su reforma.

El presidente de La Rioja, Pedro Sanz, también considera que el nuevo sistema de financiación autonómica debería ser como el que estuvo vigente con el anterior gobierno del PP, que entonces contó con el apoyo de todas las comunidades autónomas, incluidas las socialistas. En declaraciones a los periodistas a su llegada a la reunión del Comité del partido, Sanz ha apelado también al manifiesto que los populares firmaron en 2008 en San Millán de la Cogolla, en el que abogaban por una financiación basada en la solidaridad interterritorial.

"Este partido siempre ha tenido claro el sistema de financiación", ha recalcado Sanz, quien ha añadido que "hay que aplicar como mucha racionalidad". En su opinión, no se trata de una cuestión que urja y cree que "el sistema no se debe discutir en la calle".

Sanz no ha querido opinar de una financiación singular para Cataluña, formulada por la dirigente del PP catalán, Alicia Sánchez-Camacho, y ha señalado al respecto que "cada uno puede hablar lo que quiera". Sánchez-Camacho afirmó el pasado día 6 que la única salida a la crisis soberanista en Cataluña es “un sistema de financiación que debe reconocer una singularidad, limitando la solidaridad, y establecer que los dineros que se aportan al resto de España tengan una aplicación directa, como ocurre con los fondos europeos”. En un artículo publicado hoy en EL PAÍS, el presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, rechaza el modelo actual por "artificial e injusto".

Más información