Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cospedal esquiva a Bárcenas en el debate de Castilla-La Mancha

La Junta suprimirá el órgano que fiscaliza las cuentas de la región

El PSOE pide la dimisión de la presidenta: “Es usted un lastre para esta comunidad”

Cospedal es aplaudida en el pleno sobre el estado de la Región en Las Cortes de Castilla La Mancha.

María Dolores de Cospedal tiene un problema: vive perseguida por la secretaría general del PP, un papel que aplasta su labor política como presidenta de Castilla-La Mancha y desdibuja sus iniciativas. Esa circunstancia tomó cuerpo este jueves. Cospedal tenía que enfrentarse al debate del estado de la región en las Cortes de su comunidad autónoma la mañana que se iba a filtrar la transcripción de su declaración ante el juez Pablo Ruz, que investiga la contabilidad b de Bárcenas. La oposición socialista en el Parlamento de Toledo se afilaba las uñas con el resguardo de 200.000 euros que el extesorero entregó en la Audiencia Nacional por una operación que el PP de Cospedal no ha sabido aclarar, y que supuestamente habría financiado su última campaña electoral en esa comunidad gracias a una comisión ilícita cobrada por la adjudicación de un contrato de basuras. Ella intentó aferrarse a su guión, arropada por los suyos (incluso por su marido, que estaba entre el público) y solo mencionó a Bárcenas cuando la oposición se lo mentó insistentemente en el turno de intervenciones.

Por la mañana, en su discurso inicial, Cospedal glosó sus dos años de Gobierno con referencias esperanzadoras a la recuperación económica, insistiendo en la idea repetida por Rajoy: lo peor ya ha pasado. . “Vamos a tener un próximo crecimiento de la actividad económica, por la reforma laboral, porque pronto los crecimientos dejarán de ser negativos”. Ni los malos datos de paro en la comunidad (el desempleo alcanza las 250.000 personas y subió en 824 en agosto, un mes habitualmente favorable) lograron empañar el relato de la presidenta: “Hoy, a pesar de paro, Castilla-La Mancha está mejor que hace un año y peor que el que viene”.

La presidenta destaca que el desempleo “solo”, subió en 824 personas en agosto en la región

Se presentó a sí misma como una persona preocupada desde que se levanta hasta que se acuesta “por generar riqueza y empleo” en Castilla-La Mancha. Recordó el largo y espinoso camino que ha llevado a la comunidad a embridar las cuentas, insistiendo en que ahora “la Junta paga a sus proveedores”, pese al “lastre”, de la herencia recibida. “En estos dos años de Gobierno y una vez estabilizadas las cuentas públicas hemos trabajado con ahínco”, dijo, añadiendo que la inversión privada en la creación de nuevas empresas ha crecido en más de 300 millones. Por momentos poco concentrada (llegó a decir que faltan cuatro meses para terminar la legislatura), enumeró iniciativas para mejorar la financiación de las pymes, prometió rebajas de impuestos autonómicos, anunció incentivos para la contratación y aseguró que en menos de cinco años todos los colegios de la región serán bilingües.

Como “medida de austeridad”, coló la supresión del Sindico de Cuentas, que se encarga de fiscalizar la labor de la Junta y de los partidos políticos. Una medida que se suma a la siega que su Gobierno ha realizado en otras instituciones como el Defensor del Pueblo o el Consejo Económico y Social. Aunque este último paso es mucho más difícil de defender en un momento en que su partido está siendo cuestionado precisamente por financiación irregular. Por eso sus esfuerzos por hablar de la Junta fueron en vano.

No hemos cerrado ningún centro sanitario

Dolores de Cospedal

En el peor año de su carrera política, a Cospedal le sigue pasando factura aquella extraña explicación sobre el “finiquito en diferido” de Bárcenas. “Mientras ustedes protegían al Señor Bárcenas pagándole 18.000 euros al mes por no hacer nada, en Castilla-La Mancha había miles de parados”, le recordó el portavoz socialista José Luis Martínez-Guijarro. “Todavía no nos ha explicado el trajín de 200.000 euros entre Madrid y Toledo o por qué cuando todos los ciudadanos están pidiendo más claridad y control usted quita el único organismo que nos quedaba del control de cuentas. Se ha convertido usted en un lastre para Castilla la mancha, lo mejor que podría hacer es irse, abandonar la presidencia”.

La presidenta del PP castellanomanchego no le quiso seguir. “Cuando se citan más veces al Señor Bárcenas que a Castilla-La Mancha… qué pena. Usted estaba más pendiente de que hablara de Gürtel, Bárcenas y todo esto… pero no de las propuestas que he hecho. Usted cree que debo abandonar Castilla-La Mancha y mi partido. Yo no me quiero ir ni me voy a ir. Afortunadamente no está en sus manos el que me vaya”, se defendió. Y habló de la política del vino, de los pozos, de los seguros agrarios o de los planes de regadío queriendo apartar el fantasma del extesorero. “Una sociedad que solo vive de la subvención pública es enferma, yo no quiero esa sociedad”, mencionó.

La oposición sin embargo no dejó el hueso del Caso Bárcenas hasta obligar a la presidenta a subir el tono: “De todas las cosas que tengo que hablar en mi partido como secretaria general las hablo en mi partido. Con mucha claridad. Mucho más de lo que nadie ha hecho nunca, a tumba abierta. Y nunca es nunca. Lecciones de transparencia no me van a dar ustedes". Y ahí se quedó su mención al caso de corrupción que asola al PP y que la mantiene en el centro de la diana.

 

Presidenta y secretaria, cargos incompatibles para el PSOE

Los socialistas de Castilla-La Mancha presentaron este jueves una propuesta de resolución en el debate del estado de la región para impedir que el cargo de presidencia de la Junta sea incompatible con “funciones ejecutivas” en la dirección nacional de un partido político. “Los castellano-manchegos están viendo como la Presidenta de Castilla-La Mancha está dedicando más tiempo y está más preocupada por las acusaciones directas de Luis Bárcenas a ella que de los asuntos que preocupan a los ciudadanos, como el empleo, la sanidad, la educación o los servicios sociales”, reza la propuesta que también pide incorporar la obligatoriedad de “presentar las declaraciones de bienes de los cónyuges de los altos cargos del gobierno y parlamentarios”. La propuesta fue rechazada en sus aspectos fundamentales por la mesa del Parlamento con la mayoría del PP y hoy solo se votará parcialmente.

Los otros dos puntos que no han sido admitidos de la proposición socialista son el que proponía la obligatoriedad de presentar declaraciones de bienes de los cónyuges de los altos cargos del Gobierno regional y de los Parlamentos regionales y el que pedía regular la publicación de las declaraciones de IRPF y patrimonio de altos cargos del Gobierno, parlamentarios y sus cónyuges en los últimos diez años.

Entre los puntos que sí se han calificado y se votarán hoy, el PSOE solicitó el cese del director general de RTVCM y la regulación de la obligatoriedad de que los partidos que concurran a las elecciones publiquen sus cuentas anuales. 

Emiliano García-Page, secretario general del PSOE, calificó el discurso de Cospedal en el debate sobre el estado de la región como “tremendamente decepcionante”. “Cospedal ha demostrado que pasa y está de paso en nuestra región. Su cabeza está en el caso Bárcenas”. La vio “agotada y sobrepasada en términos políticos y personales por los escándalos que la acosan a ella y a su partido”.

Más información