Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Picardo busca apoyo de Cameron mientras vuelven las colas al Peñón

El Gobierno: “Gibraltar deberá cumplir la ley o irá a los tribunales”

La visita a Londres que inició a principios de esta semana el ministro principal de Gibraltar, Fabian Picardo, dio el martes sus primeros resultados, aunque no los esperados. Picardo, en busca de apoyos a la causa de Gibraltar en el contencioso contra España, tenía que haberse reunido con el primer ministro británico, David Cameron, pero este retrasó la entrevista con el llanito al viernes debido a la reciente decisión del Reino Unido de apoyar una inminente intervención armada de EE UU en Siria. Así, el respaldo vino en forma de una renovada declaración de apoyo de la metrópoli, pero por parte del secretario del Foreign Office, William Hague, que sustituyó a Cameron en el encuentro previsto. La foto coincidió con el regreso de las colas a la Verja. Hasta cuatro horas tuvieron que esperar los turismos para salir del Peñón.

Paralelamente a la entrevista entre Picardo y Hague, desde España, el director de la Guardia Civil, Arsenio Fernández de Mesa, aportó el martes nuevas declaraciones que en nada ayudaron a suavizar la tensión entre ambos países. “Gibraltar deberá cumplir con las leyes españolas o tendrá que enfrentarse a los tribunales”, afirmó tras la reunión mantenida con los mandos de la Comandancia de Algeciras (Cádiz).

Hague ratificó en un comunicado el respaldo del Reino Unido a Gibraltar “ante los recientes abusos llevados a cabo en la frontera y las declaraciones de altos cargos políticos españoles amenazando con adoptar nuevas medidas”. El texto asegura que la cita entre Hague y Picardo ha servido para reafirmar “los fuertes lazos entre Reino Unido y Gibraltar” y su compromiso de apoyar al Peñón, pero los portavoces de Cameron, cuyo interés por la colonia ha pasado a un segundo plano a raíz de la crisis siria, ni siquiera pudieron precisar el martes a qué hora se reunirá este con Picardo el viernes.

El director de la Guardia Civil, por su parte, también hizo referencia ayer a la investigación que sus subordinados están llevando a cabo para averiguar si el Gobierno llanito ha lanzado más bloques de hormigón al mar, aparte de los 70 que ya sumergió a principios de agosto y que desataron el conflicto entre la colonia y España. “Las inspecciones realizadas por los buzos han constatado la inexistencia de nuevos bloques”, admitió, si bien puntualizó que eso no quiere decir que no se hayan echado al mar y que habrá que esperar a contar con la información completa de todo lo que atañe a aguas jurisdiccionales españolas. “No nos vamos a plegar un ápice en ello”, agregó.

Fernández de Mesa, además, insistió en que los pescadores de la flota artesanal de la Bahía de Algeciras tendrán que obedecer “lo que el Gobierno determine”, en referencia a la intención de estos de retirar con ayuda de buzos los bloques que les impiden pescar. “Será el Gobierno de España el que determine las acciones a realizar por la Guardia Civil, y esta tendrá que obedecer sus órdenes”, declaró.

La visita a la capital británica del ministro principal del Peñón se ha producido en vísperas del envío en septiembre de un grupo de expertos de la Unión Europea a la Verja para analizar las reclamaciones de ambas partes.

Londres denuncia los controles y las enormes colas que se generan en la frontera como una acción “desproporcionada” y de represalia del Gobierno español tras el lanzamiento de los bloques de hormigón. En este sentido, el director general de la Guardia Civil indicó el martes que el Gobierno está actuando para cumplir la ley con resultados positivos, a pesar de que los agentes están “sometidos a una presión importante, a vejaciones e incluso insultos, por cumplir educadamente con su tarea de aplicar la ley vigente para defender los intereses de España frente a los que pretenden infringirla”.

Fernández de Mesa también se refirió al tránsito de camiones cargados de arena y piedras para efectuar rellenos en la costa del Peñón a través de la Verja. “Este Cuerpo tiene perfectamente claro cuáles son las mercancías de tránsito libre”, defendió. “Si el Gobierno ha determinado cuáles pasan, no lo cuestionamos y cumplimos órdenes”.

España, por su parte, exige que los observadores de la UE inspeccionen el incremento del contrabando de tabaco, el blanqueo de capitales y otras cuestiones relacionadas con las actividades de Gibraltar en materia fiscal.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información