Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP entrega al juez los ordenadores de Bárcenas

La información contenida en ellos se analizará por orden del juez la semana próxima

El Partido Popular entregó ayer a la Audiencia Nacional los dos ordenadores del extesorero Luis Bárcenas que el juez Pablo Ruz le solicitó el pasado 16 de agosto, después de que la secretaria general, María Dolores de Cospedal, declarase que seguían "custodiados" en la sede de Génova.

Fuentes del PP han confirmado la entrega de los aparatos, después de que llegase la notificación oficial de la Audiencia pidiéndolos, aunque ya el viernes pasado el partido había recibido el fax con la solicitud de Ruz.

Ruz, que instruye el caso los llamados "papeles" de Bárcenas sobre la contabilidad b del extesorero, pidió a la formación política que le remitiera los ordenadores después de que Cospedal afirmara, en su declaración como testigo el pasado miércoles 14, que dichos aparatos seguían "custodiados" en Génova.

El juez pretende que se cotejen los archivos de estos dispositivos con los que Bárcenas aportó al juez el pasado 15 de julio en una memoria USB, que contenía los correspondientes a la supuesta contabilidad B del partido. Según el juez, en dichos ordenadores estarían los "archivos primigenios" de los entregados por el extesorero en el lápiz de memoria.

Según fuentes jurídicas, los dos ordenadores han quedado custodiados por el secretario judicial y la próxima semana se realizará el volcado de su información. Para ello se citará a las partes del caso por si quieren asistir a la diligencia y tras el volcado se enviarán los archivos a la policía para que realice el informe correspondiente.

El pasado 1 de marzo, Bárcenas acudió a la comisaría de policía del barrio madrileño de Salamanca para presentar una denuncia contra el PP, y en concreto contra Alberto Durán, por entrar sin permiso en el despacho que dijo que ocupaba en la sede nacional del partido, de dónde, aseguró, le habían "robado" dos ordenadores que tenía allí. Una juez de Madrid archivó el 3 de mayo la denuncia al entender que, en contra de lo afirmado por Bárcenas, ni se produjo "robo con fuerza, ni hurto, ni apropiación indebida".

Antes de adoptar esta decisión, la juez interrogó a Bárcenas y a Durán, y el extesorero aseguró que no sólo forzaron la cerradura de su despacho, sino que la quitaron y destacó que "la única llave" del despacho la tenía él.