Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ángel Sanchís, extesorero del PP: “Bárcenas puede hacer mucho daño”

Advierte de que las denuncias del exgerente ahora en prisión son "un desastre para España"

El extesorero del PP Ángel Sanchis, encausado en 1990 por el llamado caso Naseiro sobre financiación irregular del la formación y luego absuelto, ha hablado este lunes sobre el caso Bárcenas para advertir que el exgerente del PP ahora en prisión puede hacer "mucho daño", al Partido Popular y a la democracia. "Con esta situación están perdiendo todos", ha advertido en declaraciones a La Sexta. "Todo esto es un desastre para España, para la democracia y para la credibilidad. Otros podran pensar que es mejor para ellos, pero si de esto deviene que España se convierta en cinco o seis partidos que se quieren anticipar para gobernar, será un desastre".

Sanchis ha afirmado que Bárcenas "no dice cosas muy buenas" de la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, y que es "su enemiga porque filtraba mentiras". En cambio, sostiene que Bárcenas habla "muy bien siempre" del presidente Mariano Rajoy y que el exsecretario general del PP, Javier Arenas y el extesorero "eran muy amigos".

Respecto a los papeles de Bárcenas que reflejan la contabilidad en B cuya existencia considera acreditada el juez, Sanchis señala que el extesorero nunca le habló de si esos papeles eran verdaderos o falsos y que él se enteró de su existencia porque salió en la prensa. "Dice que son verdaderos, él sabrá, puede que haya parte verdadera y parte menos verdadera".  "Al principio Bárcenas decía a todo el mundo que eran falsos", matizó. Acusó a Bárcenas de  "preconstituir pruebas, tener papeles y presentarlos, y atacar al Presidente", puntualizando que él, cuando se apartó de la formación, no se le ocurrió llevarse ningún papel.

Sobre la comparecencia del presidente del Gobierno el pasado 1 de agosto en el Senado, Sanchis ha dicho que Rajoy "tenía toda la razón y que dijo la verdad", aunque ha matizado que "pudo pecar de no decir, pero no dijo falsedades". En esta línea, ha defendido al líder del Ejecutivo, del que ha dicho que "lo está haciendo bien", y ha asegurado que cuando Rajoy dijo que Bárcenas no estaba en el partido no mentía, ya que el extesorero estaba en "stand by, cobrando simplemente el sueldo hasta que se viese que es lo que pasaba", además ha matizado que no tenía "ninguna actividad ni ingerencia" en el partido, pese a mantener despacho, coche oficial y secretaria además de ganar uno de los mayores sueldos de la formación.

En la versión de Sanchis, Bárcenas "se puso a disposición del partido, y el partido le tuvo que pagar el sueldo, hasta que se supiera que se hacía con él, pero es cierto que no tenía ninguna injerencia en el partido, simplemente cobraba a fin de mes". A su vez, ha afirmado que Bárcenas tuvo "un sueldo muy alto desde tiempos inmemoriales".

Sanchis mantuvo que cuando se reúnen los antiguos dirigentes del Alianza Popular (AP) -"los viejos" como él los define, "lloran a lágrima viva" y bendicen que Manuel Fraga, el fundador de AP, esté muerto, "porque si no muere del disgusto". En sus palabras, si estuviera vivo "los corría a gorrazos a todos".

Preguntado por la época en la que era tesorero del partido, Sanchis ha dicho que, aunque él era el recaudador, el dinero de su "bolsillo era más limpio que una patena". También ha recalcado que, entonces, enviaban cartas a los españoles para poder financiarse, y ha detallado que les "daban muy poco" y que "no tenían poder" en comparación con los partidos hoy en día.

En esta línea ha recordado que cuando él era tesorero "tenía más poder que Bárcenas, porque tenía el poder de hablar con quien tenía el poder", y ha reconocido que su opinión contaba a la hora de tomar decisiones. "Si le decía a Fraga que alguien no me gustaba estaba muerto políticamente".

También ha solicitado "prudencia" porque, a su juicio, "se están dando expectativas de una irrealidad se está actuando y diciendo cosas falsas y tergiversadas". "Yo lo que sé es que Bárcenas no es lo que se dice que es y que no será el día de mañana lo que se dice que es, y habrá una gran frustración nacional cuando esto se quede en menos de lo que se dice o en nada" ha puntualizado, manifestando que no es defensor de Bárcenas, pero "tampoco fiscal". Asegura así que habrá supuestos delitos en la causa que "no se podrán demostrar", lo que creará "una frustración en la gente que piensa que ha robado".

Arenas se declara "muy tranquilo"

El vicesecretario de Política Local y Autonómica del PP, Javier Arenas, también habló hoy a propósito de su comparecencia mañana como testigo ante el juez Pablo Ruz, que investiga el caso Bárcenas. Aseguró que afronta "mucha tranquilidad en el marco del respeto" la intervención de mañana, y que acudirá al juzgado  "con plena disposición a aclarar todas las cuestiones que me planteen".