Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El fuego de Mallorca obliga a desalojar a 700 residentes

El daño medioambiental del incendio de Mallorca tardará 80 años en desaparecer

El fuego ha recorrido 20 kilómetros y ha asolado más de 2000 hectáreas de parajes protegidos

Desalojado un pueblo entero por el incendio incontrolado de Andratx

Deplazados del pueblo de Estellencs. AFP

El peor fuego forestal registrado en Mallorca en décadas obligó la madrugada del domingo a desalojar a los 700 residentes en el pueblo de Estellencs ante la amenaza de las llamas y la humareda. Pese a remitir los riesgos, en la mañana del lunes el pueblo montañoso seguía vacío, con un centenar de vecinos sin acogida alternativa ubicado en albergues públicos de los municipios de los alrededores. “No tuve ni tiempo de ir al baño”, explicó una de las 100 habitantes desplazadas que ocupó plaza en el cercano pabellón deportivo y las escuelas de Esporles.

En la noche del domingo, un frente de llamas seguía avanzando sin control hacia Es Galatzó, icónica montaña visible desde parte de Mallorca. La columna de humo se alzó sobre la cumbre. El fuego rebrotó con fuerza tras asolar unas 2.000 hectáreas, pese a la acción de 28 unidades aéreas y unas 450 personas en los equipos de extinción. Los aviones día no dejaron ayer de trabajar e intentar apagar el fuego, cargando ante las playas de Calvià y Andratx y la catedral de Palma. La Unidad Militar de Emergencias se unió a los equipos locales.

El perímetro del incendio alcanza los 18 kilómetros. Un frente recorrió seis kilómetros y otro diez. Dos de las lenguas murieron en el mar, cerca de Sant Elm, tras asolar la finca de los ecologistas La Trapa y otra cerca de Estellencs. El viento logró gobernar el fuego pese al enorme operativo. “Dependemos de la suerte”, afirmó precisamente en referencia al viento el presidente de Baleares, José Ramón Bauzá. El presidente del colegio de ingenieros de Baleares, Francisco Grimalt, afirmó que se trata de un “GIF: gran incendio forestal”, con las características de aquellos siniestros contra las que pocas acciones se puede hacer porque se “apagan solos”.

“Hasta ochenta años tardará el restañarse el daño medioambiental causado por uno de los peores incendios que ha padecido Mallorca en dos décadas”, según detalló Luis Berbiela, uno de los primeros especialistas en gestión forestal Baleares, coordinador en siniestros de la consejería de Medio Ambiente. “El paisaje devorado ya no podremos verlo igual como era”, recalcó. Aun así, el pinar empezará a rebrotar de manera visible en cinco años, en 20 quedará disimulado el hueco en el paisaje pero la erosión del suelo es la gran amenaza. “La pérdida ecológica es la importante, la económica es relativamente menor”, agregó.


Ver el mapa más grande

Localización de Estellencs

Las llamas se iniciaron, por una negligencia en una fogata agrícola, el mediodía del viernes en Andratx, y devoran uno de los espacios de mayor valor medioambiental de Mallorca, las estribaciones y el litoral de la sierra de Tramontana, declarada patrimonio de la Humanidad de la UNESCO, una de las postales turísticas clásicas y escenario de la vida agrícola de montaña. Grandes espacios vírgenes que estaban cubiertos por los pinares, acantilados y zonas del litoral tienen el aspecto de un paisaje lunar, gris y negro, desnudo y aún con rescoldos humeantes. Antiguos campos de olivos seculares han quedado cobrizos y carbonizados.

Labores de extinción del incendio en Mallorca. ATLAS

Defensa envía refuerzos

EFE

Esta unidad, que llegará en barco esta tarde, se suma a los 46 militares que llegaron a la isla esta madrugada en un avión Hércules del Ejército del Aire y a los desplazados en los últimos días, que totalizan 242 militares, 40 vehículos y 5 helicópteros en la lucha contra el fuego.
Los efectivos terrestres de la UME están realizando misiones de ataque directo al fuego y protección de puntos sensibles como el municipio de Estellencs ante el avance de las llamas.
Allí, una sección de la UME permaneció durante toda la noche protegiendo la localidad y a sus vecinos durante su evacuación.
Por su parte, los helicópteros del Batallón de Helicópteros de Emergencias (BHELEME) del Ejército de Tierra están realizando descargas de agua y misiones de reconocimiento aéreo, mientras que ya son diez los hidroaviones Canadair del Ejército del Aire desplegados en Mallorca.
Además de Defensa, el Ministerio de Agricultura ha aumentado hoy en siete el número de medios aéreos que luchan contra el fuego, hasta sumar 13 aeronaves.
Para dirigir el dispositivo militar se desplazó ayer a la zona el general Jefe de la UME, teniente general César Muro, que mantuvo esta madrugada una reunión de coordinación con el presidente del Govern balear, José Ramón Bauzá, y responsables del resto de administraciones que trabajan en las labores de extinción.
El incendio forestal afecta a una zona poblada por pinos y encinas del extremo oeste de la Sierra de Tramuntana, declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Más información