La Audiencia Nacional otorga un permiso de salida al etarra arrepentido Urrusolo

El preso, condenado a más de 500 años y acogido a la vía Nanclares, comparecerá cada día "En Urrusolo concurren factores positivos de rehabilitación", afirma el tribunal

El etarra José Luis Urrusolo Sistiaga llega a la Audiencia Nacional en 2002.
El etarra José Luis Urrusolo Sistiaga llega a la Audiencia Nacional en 2002.EFE

José Luis Urrusolo Sistiaga podrá salir de prisión con un permiso ordinario. La Sección Primera de lo Penal de la Audiencia Nacional, la misma que concedió un permiso al también disidente de ETA Valentín Lasarte, ha concedido por unanimidad un primer permiso penitenciario ordinario al miembro arrepentido de ETA José Luis Urrusolo Sistiaga, encarcelado desde 1997 y condenado a 449 años de prisión por 16 asesinatos y dos secuestros. El auto lo firman Fernando Grande-Marlaska, que preside la sala, Ramón Sáez, Javier Martínez Lázaro, Manuela Fernández de Prado y Nicolás Poveda (que fue el ponente de la resolución). Urrusolo disfrutará de una salida de tres días y deberá fijar un domicilio y acudir todos los días a la comisaría más próxima a este.

El tribunal ha tenido en cuenta que el antiguo dirigente etarra ha sido expulsado de la banda tras condenar la violencia, ha reconocido el daño causado y ha realizado actividades de tratamiento, foros y talleres en la prisión alavesa de Zaballa. Urrusolo es ahora uno de los miembros del autodenominado grupo de presos comprometido con el irreversible proceso de paz que han roto todos sus vínculos con la banda terrorista. Comenzó a criticar la violencia etarra tras el asesinato de Miguel Ángel Blanco y abandonó la disciplina de la banda en 2002 y ha llegado a reunirse personalmente con una de sus víctimas, el empresario Emiliano Revilla, secuestrado durante 249 días en 1988.

Más información
Urrusolo acusa a los 'abertzales' de dejar el futuro de los presos en manos de ETA
Cara a cara entre Revilla y Urrusolo Sistiaga en la cárcel de Nanclares

Tanto la Junta de Tratamiento de la prisión alavesa como la fiscalía consideraban “prematura” la concesión del permiso a Urrusolo en atención a la cuantía de las condenas. Estos argumentos fueron atendidos por el juez de Vigilancia Penitenciaria de la Audiencia Nacional, que el pasado 13 de marzo denegó el permiso ordinario. La defensa del reo recurrió en apelación ante la Sección Primera de la Audiencia, que otorgado finalmente la autorización de salida de Urrusolo.

El tribunal considera que “la evolución del interno es muy positiva” y aprecia “elementos de suma relevancia” para permitir la salida de Urrusolo. La sala tiene en cuenta que el recluso ha rechazado la violencia “de forma expresa y pública”; ha sido expulsado de ETA y su colectivo de presos; ha reconocido el daño causado y ha participado en las actividades llevadas a cabo en el centro penitenciario “sobre la discusión del terrorismo”.

Junto con lo anterior, los magistrados tienen en cuenta que Urrusolo ha disfrutado de dos permisos extraordinarios sin que se produjera “incidente alguno”. Y concluyen: "Nos encontramos ante un penado en el que concurren factores positivos de rehabilitación en cuanto a su conducta delictiva, que sin duda podemos calificar como muy relevantes, aún cuando no puedan considerarse definitivos, aún no ignorando este tribunal la dificultad de la postura mantenida por el penado en un entorno hostil, lo que positiviza aún más su posición”.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete
Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS