Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ruz reactiva la investigación del ‘caso Gürtel’ en Boadilla del Monte

El juez instructor cita a declarar de nuevo al exalcalde González Panero y al exdiputado regional Alfredo Bosch, entre otros políticos y empresarios imputados

Alfonso Bosch (1i), César Martín Morales (2i) y Arturo González Panero (4i) en una obra de Teconsa.

El juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz está próximo a cerrar la instrucción del caso Gürtel, la gran trama de corrupción en el Partido Popular. Y para ello trata de apuntalar judicialmente las diferentes ramas de la investigación. Una de ellas tiene que ver con el ayuntamiento madrileño de Boadilla del Monte, en el que las empresas de organización de eventos de Francisco Correa y otras empresas –la mayoría constructoras- cubrieron de regalos y dinero a los políticos locales a cambio de adjudicaciones de contratos públicos entre los años 2000 y 2009.

El magistrado ha citado nuevamente como imputados a los políticos, empresarios y testaferros que componen la trama de Boadilla. En su escrito, Ruz recuerda que el exalcalde de la localidad Arturo González Panero, conocido como El Albondiguilla, percibió de manos de la trama viajes, joyas y dinero en efectivo por valor de 637.000 euros. César Tomás Martín Morales, consejero delegado de la Empresa Municipal de Vivienda obtuvo 600.000 euros; el exdiputado regional Alfonso Bosch, 250.000 euros y el exedil José Galeote, medio millón.

A cambio de estas dádivas, las empresas de Correa obtuvieron numerosos contratos públicos de organización de eventos mediante distintos procedimientos fraudulentos, como el fraccionamiento de los contratos en varios servicios de cuantía inferior a 12.020 euros para evitar así tener que abrir un concurso público con publicidad.

Otras compañías constructoras como Teconsa, Constructora Hispánica o Sufi pagaron sobornos a los dirigentes políticos por la adjudicación de obras como la construcción de piscinas cubiertas, colegios o viviendas de protección oficial. Teconsa, por ejemplo, entregó 1,8 millones de euros por distintas concesiones.

Según la investigación, González Panero ocultó sus fondos ilícitos en cuentas en Suiza a nombre de sociedades interpuestas y utilizó el dinero para invertir en bienes situados en Miami (EE UU) y Marruecos.

Más información