Bárcenas, en el ‘caso Gürtel’

Claves de una investigación iniciada hace cuatro años en tres tribunales distintos

Desde los alardeos de Francisco Correa sobre sus turbios manejos con Luis Bárcenas que un exconcejal del PP sacó a la luz, hasta las declaraciones de una pintora argentina que ha desmontado la última coartada del extosorero del PP. Y entre medias, viajes, cuentas en Suiza, obras de arte, millones de euros no declarados y contabilidades en B.  Estas son las claves de una investigación que se inició hace cuatro años y revela cada día nuevas tramas corruptas.

Mediados de 2007. El cabecilla de la red Gürtel, Francisco Correa, en la mesa que habitualmente tenía reservada para Bárcenas en el bar del hotel Fénix de Madrid, sacó a relucir su turbia relación con el extesorero del PP. Su interlocutor era José Luis Peñas, exconcejal del PP de Majadahonda. Peñas, uno de sus hombres de confianza, llevaba tiempo grabándole. Esa grabadora hizo estallar el caso Gürtel. En ella, Correa se jacta, entre otras cosas, de haber llevado a Bárcenas “1.000 millones de pesetas”, tanto a su “casa” como a “Génova”.

Febrero 2009. El juez Garzón implica a Bárcenas en el caso Gürtel porque Correa lo había implicado en las conversaciones grabadas por la persona que denunció el caso a Luis Bárcenas en el cobro de cantidades millonarias para el partido relacionadas con supuestas adjudicaciones desde el Ministerio de Fomento que dirigía Francisco Álvarez Cascos. Tribunal Supremo lo imputa por delitos de fraude fiscal y de cohecho.

Abril 2009. Hacienda desvela a EL PAÍS que investigó al tesorero del PP por ingresar 330.000 euros en billetes de 500 en enero de 2003. Bárcenas asegura que solicitó un crédito para comprar cuadros y lo canceló al mes. La cifra coincide con un ingreso que, según Garzón, recibió ese año de la red Gürtel

Mayo 2009. La investigación descubre que la contabilidad B de la trama Gürtel demuestra que Francisco Correa entregó a Bárcenas hasta 1,6 millones de euros y regalos en forma de viajes a Reino Unido y Suiza, a comienzos de 2002, por valor de 3.400 euros.

Abril 2010. Bárcenas dimite de su puesto de tesorero del PP y se da de baja como militante en el partido. Rosalía Iglesia, imputade en el caso Gürtel, relata ante el juez que es su marido quien controla las cuentas de la pareja.

Mayo 2010. La mujer de Bárcenas queda libre de cargos. El juez Antonio Pedreira, del Tribunal Superior de Justicia de Madrid levanta su imputación.

Abril 2011. El extesorero del PP renuncia a su escaño como senador. Al dejar de ser un aforado, el caso vuelve al Tribunal Superior de Justicia de Madrid. El 1 de septiembre, el tribunal sobresea la causa.

Septiembre 2011. La Fiscalía Anticorrupción se opone a cerrar el proceso judicial al entender que existían indicios "contundentes" de cohecho, blanqueo de capitales y fraude fiscal en la actuación de Bárcenas. Anticorrupción alega que aún está pendiente la investigación sobre la existencia de una cuenta bancaria del exsenador en Suiza.

Hacienda denuncia a la esposa de Bárcenas por fraude fiscal. El juez estudia imputar a la mujer del extesorero del PP como pide el fiscal. Rosalía Iglesias ingresó 1.000 billetes de 500 en su cuenta en enero de 2006.

Marzo de 2012. La Audiencia Nacional declara nulo el sobreseimiento y reabre el caso, volviendo a imputar a Bárcenas por los mismos delitos de cohecho, blanqueo y fraude fiscal. El juez Pablo Ruz asume la investigación.

Abril 2012. La Audiencia reabre la causa contra la esposa de Bárcenas por delito fiscal. Lacusa de haber defraudado presuntamente 222.112,58 euros del IRPF.

Septiembre 2012. Bárcenas dice que su mujer no defraudó a Hacienda con la venta de unos cuadros. El extesorero del PP afirma ante el juez que Iglesias estaba exenta de declarar la ganancia patrimonial que obtuvo de la venta de las obras.

Enero 2013. El juez Ruz detecta una cuenta en Suiza en la que Bárcenas llegó a tener 22 millones de euros. La Justicia empieza a investigar otras cinco cuentas vinculadas con el extesorero del PP en ese país. Dos días después, Bárcenas empieza a desviar dinero a otros países. El extesorero del PP justificaba ante los ejecutivos del banco que obtenía sus ingresos mediante la venta de obras de arte. En la cuenta del Dresdner Bank figuraban como apoderados Rosalía Iglesias y Juan Carlos Bárcenas, esposa y hermano del extesorero del PP respectivamente.

La cadena Ser revela que Bárcenas se benefició de la amnistía fiscal del Gobierno por un montante de unos 10 millones de euros. Lo confirma su abogado. El PP se desentiende de “un particular” que estuvo al mando de sus finanzas durante más de 20 años.

Febrero 2013. El juez revela que Bárcenas llegó a amasar 38 millones en Suiza. El juez prohíbe salir de España al extesorero del PP, le requisa su pasaporte y le exige comparecer cada 15 días en la Audiencia. Pablo Ruz teme un “fundado riesgo” de fuga.

Marzo 2013. El día 4, la fiscalía destapa nuevos ingresos sospechosos de la esposa de Bárcenas. Ingresó más de 600.000 euros entre 2004 y 2005, en un periodo en el que no tenía trabajo. El 20, el extesorero del PP justifica ante el juez sus ingresos opacos en negocios de gafas alemanas, sillas  de Liechtenstein, venta de cuadros y asesorías para compra de bancos y fincas: “No iba a decirle al fiscal que tenía cuentas en Suiza cuando no se sabía”.

Abril 2013. Ruz descubre que Bárcenas viajó 15 veces a Suiza entre 2001 y 2005 para realizar siete ingresos de hasta 2,43 millones de euros en una cuenta que tenía abierta en el Dresdner Bank.

Junio 2013. Una pintora argentina revela el montaje para blanquear 560.000 euros, los que Rosalía Iglesias había ingresado en billetes de 500 en su cuenta en enero de 2006, que el extesorero del PP había atribuido a la venta de cuatro cuadros. La testigo, Isabel Mackinlay, admite que recibió 1.500 dólares por firmar con un testaferro del extesorero del PP un contrato de falsa venta de obras de arte, pero que no conoce ni a Bárcenas ni a Iglesias. Cinco días después, Ruz acusa de estafa procesal a Bárcenas y su esposa por el montaje de los cuadros.

Pablo Ruz decreta el ingreso en prisión incondicional, comunicada y sin fianza de Bárcenas el 27 de junio. El magistrado, en un auto que ocupa 24 folios, considera que la situación del extesorero del PP ha dado un vuelco al conocerse que ha transferido a Uruguay y Estados Unidos dinero desde cuentas suizas y al descubrirse sus maniobras para fabricar pruebas sobre la falsa compraventa de obras de arte.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS