Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ahorro sí, pero en empleo público

El Gobierno dice que el Estado dejará de gastar 37.700 millones hasta 2015

La reforma de la Administración de Rajoy recortará 6.500 millones en tres años

Santamaría promete que no se recortará más en funcionarios

Santamaría y Montoro, ayer, tras el Consejo de Ministros. FOTO: ÁLVARO GARCÍA / VÍDEO: ELPAÍS-LIVE

Las cifras se dejaron para el último día de los tres en los que se ha dividido la presentación de la reforma de la administración. Según el Gobierno, son “cálculos conservadores”, pero las cantidades son espectaculares. El Ejecutivo asegura que con las distintas reformas, la local, la de la administración que se aprobó este viernes, la tasa de reposición cero de funcionarios y sobre todo los enormes recortes de empleo de 2012 especialmente en las autonomías, logrará ahorrar en los cuatro años de la presente legislatura 37.620 millones de euros. Casi un 4% del PIB.

Y “más de la mitad” de esa cantidad, admitió la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, “se ha ahorrado en empleo público”. Esto es, en los 374.800 empleados de las distintas administraciones que han perdido su puesto de trabajo —en el caso de eventuales, sobre todo en sanidad y educación en las autonomías, el grueso del recorte— o cuya jubilación no ha sido cubierta —en el caso de funcionarios, unos 30.000 al año— desde que el PP volvió a La Moncloa.

Santamaría promete que no se recortará más empleo público

El Gobierno admite esta enorme destrucción de empleo público que refleja la última Encuesta de Población Activa (EPA) e incluso la reivindica frente a los sectores, especialmente dentro del PP —José María Aznar y Esperanza Aguirre en particular— que le reclaman más recortes. Y asegura que, aunque la tasa de reposición cero seguirá en 2013 y 2014, por lo que habrá más destrucción de empleo público, lo peor del recorte ya ha pasado.

De hecho la vicepresidenta aseguró que esta reforma en concreto, la presentada este viernes —y que depende de que las autonomías hagan caso al Ejecutivo y eliminen defensores del pueblo, tribunales de cuentas y demás organismos— supondrá un ahorro por sí sola de 6.440 millones de euros —incluidos en el total de 37.700— en los tres años de su implantación. Es decir, 2.146 millones al año, que se rebajarán prácticamente sin eliminar empleos. “Bueno, habrá eventuales que saldrán, asesores, pero el ajuste grande ya se ha producido. Los empleados de los organismos que desaparezcan serán recolocados en otros donde hacen falta precisamente porque tenemos que cubrir los huecos que se han producido”, con los recortes anteriores, explicó Sáenz de Santamaría.

“Ya hemos perdido mucho empleo público. Estamos en cifras precrisis. Estas reformas no están hechas para reducir plantilla, sino para buscar más eficiencia. Se ha hecho ya un ajuste duro y eso desgraciadamente se suma al paro. Lo que pretendemos es acabar con esta destrucción de puestos de trabajo y en ese sentido van estas medidas”, dijo Cristóbal Montoro, ministro de Hacienda. El mensaje político es clarísimo: con un paro de seis millones de personas el Gobierno quiere frenar en lo posible la destrucción de empleo público, o al menos bajar el ritmo de 2012.

Sáenz de Santamaría aseguró que en ese cálculo del ahorro de 37.620 millones no están incluidos otros ahorros no estructurales como la supresión de la paga extra en 2012, que ya supuso más de 4.000 millones de recortes. Eso va aparte, señaló. El informe sí detalla el ahorro que ha supuesto hasta ahora y que supondrá hasta 2014 para la administración general, las comunidades y los ayuntamientos medidas de personal como aumentar la jornada laboral a 37,5 horas semanales, reducir los días de permiso o poner a 0 la tasa de reposición (es decir no cubrir las bajas que se produzcan salvo en determinados servicios especiales). Para los cuatro años de legislatura, todos sumados, esos ahorros serán de 12.966 millones.

La vicepresidenta, máxima responsable política de esta reforma de la administración, uno de los proyectos estrella de Rajoy, que le ha costado 18 meses presentar, habló del “esfuerzo gigantesco, titánico e inédito” que ha supuesto la evaluación detallada de la administración. Y siguió con más cifras. El ahorro de la reforma, para la administración, es de 6.500 millones de euros. Pero para los ciudadanos, según sus cálculos, es de 16.300 millones. ¿Y cómo se obtiene esa enorme cifra? Calculando, según el Gobierno, que insiste en que son “estimaciones conservadoras”, cuánto vale el tiempo y esfuerzo que los ciudadanos o las empresas se van a ahorrar con la simplificación de trámites que implica la reforma y la apuesta por la administración electrónica. Esto es, son datos mucho más difíciles de contrastar, pero el Gobierno defiende su estimación.

El Ejecutivo también asegura en su informe, que colgó en www.lamoncloa.es a última hora de la tarde, que cuando acabe la legislatura, “con la total implantación de las reformas, las administraciones estarán ahorrando 17.534 millones de euros anuales con respecto a lo gastado en 2011”.

El ahorro anual en la Administración será de 2.146 millones hasta 2015

La reforma también contiene otras novedades, sobre todo de simplificación administrativa. Pero algunas ya se han prometido muchas veces. Cuando le recordaron a Montoro que él mismo ya hablaba de ventanilla única, una de las grandes promesas de esta reforma, hace 17 años, cuando estaba en el Gobierno de Aznar, él contestó que esta vez es la buena, que ya se están aplicando proyectos piloto en Gijón y Molina de Segura (Murcia), y que esta vez sí se logrará generalizar esta iniciativa. Además, revindicó lo hecho hasta ahora: “Hemos hecho la mayor reducción de consumo público de la historia de España”.

Estas cifras de ahorro que el Gobierno considera conservadoras y que dependen de que las autonomías les hagan caso en todo son sin embargo, optimistas en algunos campos muy claros. El Ejecutivo, por ejemplo, asegura que la reforma local (aún por aplicar) supondrá un ahorro de 7.129 millones de euros, incluidos ya en los 37.700 totales. Esa cifra ha sido puesta en cuestión dentro del PP. Sin embargo, el Gobierno explica en su informe que ese ahorro de la reforma local se hará “en el periodo 2013-2015”. La reforma, que tardó mucho en salir por la división dentro del PP, ni siquiera ha entrado aún en el Congreso, por lo que difícilmente se pondrá en marcha ya antes de 2014, con lo que al menos ese cálculo está en cuestión.

Más información