Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Lo que escuece al expresidente

La contabilidad del PP y los documentos de la Gürtel prueban que Aznar cobró sobresueldos

También que la boda de su hija fue pagada en parte por Correa

Ampliar foto
José María Aznar, en la entrevista concedida a Antena 3.

El expresidente José María Aznar ha negado rotundamente las informaciones que le señalan como receptor de sobresueldos irregulares de su partido en forma de gastos de representación, tanto cuando estaba en la oposición como en el Gobierno. “No he tenido ninguna retribución que no sean las que figuran en mis declaraciones de Hacienda. Y creo que nadie ha tenido ninguna otra retribución y no sé cuál es exactamente el problema que se plantea”, declaró en una entrevista en Antena 3 el martes. También desdeñó el hecho de que Francisco Correa, cabecilla de la trama Gürtel, se hiciera cargo del pago de parte de la boda de su hija: “¿Cómo se puede decir que se han recibido regalos de una trama criminal y delictiva?”. Acto seguido acusó al grupo PRISA, editor de EL PAÍS, de publicar lo que calificó sistemáticamente como “mentiras”. Estas son las informaciones basadas en documentos y pruebas aportadas a la investigación oficial a las que se refirió el expresidente del Gobierno.

» Sobresueldos en La Moncloa. El 10 de mayo EL PAÍS publicó que el PP pagó al expresidente hasta en tres ocasiones “gastos de representación” cuando ya había tomado posesión tras su victoria electoral de marzo de ese año. Esos tres pagos sumaron 2,7 millones de pesetas (16.755 euros). El partido, sin embargo, congeló toda remuneración a otros miembros que ocuparon cargos en el Ejecutivo. La Ley de Incompatibilidades vigente en aquel momento prohibía las retribuciones dobles. La información citaba un informe que la Agencia Tributaria puso en manos del juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz con los abonos a Aznar en ese ejercicio, de 12.174.073 pesetas (73.167 euros). Se le practicó una retención fiscal del 46%. Esos abonos se realizaron entre el 31 de enero y el 17 de junio, cuando Aznar ya llevaba un mes y medio en La Moncloa. En la contabilidad oficial Aznar no aparece con su nombre y apellidos, pero sí hay un código, el 053, al que se atribuyen 16 ingresos con distintas cantidades que suman exactamente 12.174.073 pesetas (73.167 euros), los mismos que, según Hacienda, él percibió.

» Sobresueldos en la oposición. Durante los años previos a su llegada al poder, en 1996, Aznar ingresó una remuneración mensual en forma de gastos de representación, además de su salario como diputado. Este mecanismo también se aplicó a otra media docena de dirigentes que ocuparon en aquel tiempo los principales cargos del partido, como Javier Arenas, Ángel Acebes, Ana Mato, Jesús Sepúlveda o Cristóbal Montoro. Esa es la práctica oficial que el partido utiliza para completar las retribuciones y que defiende como legal. Los primeros pagos mensuales a Aznar tras ganar el congreso que lo aupó a la presidencia del partido en 1990 son de 500.000 pesetas (3.000 euros). Justo antes de llegar a La Moncloa, en 1996, esas entregas se elevaban a 1.681.481 pesetas mensuales (10.105 euros). Aznar declaró que no tuvo ninguna retribución al margen de lo que declaró a Hacienda.

» Correa y la boda Aznar-Agag. Francisco Correa, cabecilla de la red Gürtel, aportó 32.452 euros para pagar el enlace entre la hija de Aznar y Alejandro Agag. El yerno de Aznar circunscribió ese regalo a la iluminación. Aznar lo justificó alegando que “parece normal que los invitados a una boda hagan regalos a los contrayentes, algunos relacionados con la actividad que desarrollan”.

» Cumpleaños de Agag. Antes de la boda, el yerno de Aznar recurrió a Correa para celebrar su fiesta de 31 cumpleaños. Una de las empresas de Gürtel preparó todo el montaje de la fiesta, que tuvo un coste de 14.000 euros. Sin embargo, la factura de cobro refleja solo 10.457 euros, con lo que existe un desfase de más de 4.000 euros.

Rechazó haber recibido sobresueldos del PP en La Moncloa

» Montajes de la Gürtel. El regalo de boda no fue el único que aparece vinculado a Aznar. La documentación que está en manos del juez Ruz desvela cómo en noviembre de 2002 una de las empresas de la red Gürtel costeó un acto electoral en Marbella al que acudió Aznar. El coste de esos servicios, según la contabilidad de la red, fue de 5.245 euros. Se registró como pérdidas, con un apunte en el que se lee: “Regalo Sr. Correa”. Valencia fue otra de las ciudades en las que Correa montó un acto del PP que no cobró. La contabilidad apuntó como pérdidas los 14.057 euros del evento celebrado en el Palau de la Música de Valencia el 8 de junio de 2002.