Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Pendás defiende la ley electoral ante la ausencia de partidos “exóticos”

El director del Centro de Estudios Constitucionales descarta una reforma de la Carta Magna

El director del Centro de Estudios Políticos y Constitucionales, Benigno Pendás, ha rechazado la necesidad de modificar, de momento, la ley electoral y ha esgrimido, como uno de los motivos para defender el actual sistema, que en España no existen partidos "exóticos o imaginativos que hayan obtenido importantes resultados electorales". "Las ocurrencias no prosperan", ha señalado.

Pendás ha rechazado de plano una reforma constitucional (en la que se incluiría la reforma electoral) por considerarla inconveniente e inoportuna. Al contrario que los constitucionalistas que han participado junto a él en un seminario organizado por la Fundación Ortega-Marañón, el director del Centro de Estudios Políticos y Constitucionales no se ha mostrado partidario de impulsar el proceso de reforma. Ha llegado a admitir que "quizá" se podría cambiar la ley electoral pero, a la vez, considera que "el sistema es impecable y garantiza la estabilidad".

La desafección política ha sido otro de los temas que ha abordado, después de que el Gobierno le encargara un informe sobre las posibles medidas para atajar dicho desapego. Benigno Pendás ha contestado con una cifra, más de 24 millones de personas, que son los que participaron en las últimas elecciones generales de 2011. "¿Cuántos actos concitan la misma cantidad de gente como para que digan que las instituciones no nos representan"?, se ha preguntado. Aún así, se ha mostrado dispuesto a plantear caminos "a la democracia directa pero siempre como complemento a las instituciones".

El Senado, la sucesión en la Corona y la delimitación de las competencias de las comunidades autonómas han sido otros de los puntos en los que, una vez abierto el proceso de reforma de la Constitución, se deberían abordar, tal como expusieron tanto rectorde la Universidad REy Juan Carlos de Madrid, Pedro González Trevijano, como el expresidente del Consejo de Estado, Francisco Rubio Llorente. Ambos apuntaron la necesidad y convenicencia de reformar la Carta Magna aunque precisaron que el actual no es el momento oportuno.

En una de las pocas cosas en que coincidió Pendás con ellos fue en señalar la cantidad de decretos ley (normas con rango de ley que emanan del Ejecutivo y que, en teoríua, solo han de utilizarse en caso de urgencia) con los que el actual Gobierno está gobernando. "Me gustaría que hubiera menos", ha afirmado Pendás.