Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cospedal advierte sobre los escraches: “La violencia genera violencia”

El PSOE aconseja a la dirigente del PP que pregunte a los judíos qué es nazismo

María Dolores de Cospedal reconoció el sábado que su comparación de los escraches con el “nazismo puro” iba a ser polémica. “Ya sé que me lo van a criticar, pero es nazismo puro”, insistió en un acto organizado para conectar con los ciudadanos y recuperar el prestigio de la política. Pero ayer la número dosdel PP fue más allá y, al justificar su condena, lanzó una advertencia. “Si algún día tenemos algo grave que lamentar, habrá que mirar a los responsables de provocar violencia”, quiso dejar claro.

Cospedal, además, se reafirmó “completamente” en sus palabras. “El ir a casa de alguien y decir sé dónde vives, insultarle y vejarle, creo que es una actitud totalitaria comparable con la que se produjo en los años treinta en un país europeo”, reiteró la secretaria general de la formación, que en los últimos días ha endurecido su discurso desde que, antes de Semana Santa, el portavoz parlamentario de los populares, Alfonso Alonso, pidiera “calma” a los diputados ante estas protestas.

“Me parece que ir a casa de alguien y ejercer violencia física o verbal contra él o ella y su familia es un acto de totalitarismo, de fascismo o de nazismo, como usted lo quiera llamar. La violencia solo genera violencia”, afirmó Cospedal, que además se desmarcó de la iniciativa antidesahucios de la Junta de Andalucía sin llegar a fijar criterio sobre un posible recurso ante el Tribunal Constitucional. “Se habla tanto de la medida que ha puesto en marcha supuestamente la Junta de Andalucía, y aquí el Gobierno ha puesto en marcha 6.000 viviendas aportadas por entidades financieras para personas que han sufrido desahucios desde 2008 y parece que nadie quiere hablar”, señaló.

Lejos de rehuir la polémica, la vicesecretaria general de los socialistas, Elena Valenciano, contraatacó: “El problema de fondo de la sociedad española no son los escraches, son los desahucios”. “Es disparatado que Cospedal compare escraches con el totalitarismo, es echarle gasolina al fuego. Los escraches son consecuencia de la desesperación de la gente. Si el Gobierno acaba con ellos, no va a acabar con el problema de fondo, los desahucios”.

Valenciano (PSOE): “El verdadero problema de fondo son los desahucios”

Valenciano insistió en que “hay miles de familias que están siendo expulsadas de sus casas y quedándose en la calle, mientras que hay cientos de miles de viviendas vacías”. Dicho esto, reflexionó sobre la necesidad de conjugar el derecho a protestar libremente con el derecho de protección de intimidad, algo que no es incompatible. “Hay muchas razones para protestar, respaldamos las protestas de la ciudadanía, pero hay una línea que separa la protesta de la amenaza y nosotros no podemos aprobar que se traspase esa línea. No es cuestión de elegir”. Como había pronosticado la propia Cospedal, su comparación no pasó desapercibida: “Quedan vivos muchos judíos que sufrieron persecución nazi. Si la señora De Cospedal no sabe lo que es eso, que les pregunte. El Estado debe velar por el derecho a la protesta, siempre con el límite de la violencia, la extorsión, la amenaza o la violación de la privacidad. Ese debe ser el límite, no creo que haya ningún otro”, zanjó Valenciano.

El PP protesta porque “nadie habla” de su plan de vivienda

En relación con la propuesta de la Junta de Andalucía para expropiar pisos a los bancos contra los desahucios, Valenciano tuvo que hacer equilibrios cuando le preguntaron si el Gobierno de su compañero de filas en Asturias, Javier Fernández, va a abrazar la medida. Dijo que el Principado “está luchando contra los desahucios con las medidas que cree mejores desde el minuto cero”, y subrayó que el PSOE “respeta su autonomía” para aplicar la política que crea más conveniente. Izquierda Unida pidió ayer mismo “coherencia” a los socialistas asturianos para que activen una legislación como la andaluza.

En el debate sobre los escraches también volvió a intervenir el fiscal general del Estado, Eduardo Torres-Dulce, que reiteró que la Fiscalía examinará los casos de escrache que se están produciendo, atendiendo a la gravedad de las circunstancias que concurran en cada situación. “No, yo no estoy en contra, se trata fundamentalmente de proteger derechos constitucionales y establecer una relación de proporcionalidad en cada caso”.

 

Más información