Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La policía ordena identificar a quienes acosen a los políticos en los escraches

Se detendrá a aquellos que los agentes consideren que delinquen en la protesta

Los agentes no actuarán como escolta y la protección será temporal

La Secretaría de Estado de Seguridad ha hecho llegar a las comisarías por medio de la Dirección Adjunta Operativa de la Policía Nacional una Instrucción en la que se ordena identificar a quienes participen en actos de hostigamiento a políticos, un fenómeno conocido como escrache. Fuentes del Ministerio de Interior aclararon poco después que se trata de identificar a quienes se comporten de manera violenta y que la detención solo se produciría en caso de que hubiera agresiones, insultos graves, lanzamientos de objetos o cualquier otra circunstancia violenta, "como en cualquier otra manifestación". Es decir, insisten, la mera presencia pacífica en el escrache no conlleva ni la identificación ni la detención.

"Contra quienes ejercen actos de hostigamiento y acoso a miembros de Partidos Políticos, sedes de partidos, etc. Se procederá en primer lugar a identificar para sanción a quienes participen en estos actos, con arreglo a la Ley de Seguridad Ciudadana o bien, si se tratará de actos constitutivos de delito se procederá a la detención de dichas personas conforme a la legislación vigente", dice la Instrucción a la que ha tenido acceso Europa Press.

En esa misma nota de apenas un párrafo y firmada por la Dirección Adjunta Operativa que dirige Eugenio Pino "se ruega máxima difusión". Este movimiento de la Secretaría de Estado se produce después de los actos de acoso a diversos dirigentes políticos llevados a cabo en los últimos días por representes de la Plataforma Afectados por la Hipoteca (PAH).

La policía dará protección de forma temporal a los políticos que denuncien amenazas y acoso por los escraches (protestas a domicilio) organizados por la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH). Al menos ocho diputados del PP han sido visitados en sus casas por desahuciados y algunos de ellos han denunciado amenazas de los participantes en las protestas, a quienes han equiparado con los radicales abertzales del entorno de ETA.

El Ministerio del Interior ha aclarado que la vigilancia que hará la policía no será “en ningún caso” un servicio de escolta, sino que estará destinada “a facilitar” que los afectados puedan hacer “su vida normal”. Fuentes de Interior subrayaron a la agencia Efe que cualquier servidor público “o cualquier ciudadano” puede contar con esa vigilancia policial si denuncia que está siendo víctima de coacciones y amenazas.

Las protestas de la PAH han llevado al malestar al PP, que ha escrito a sus diputados para que mantengan la calma ante cualquier escrache. El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, calificó el martes de “profundamente antidemocrática” el seguimiento y señalamiento de políticos contrarios a la iniciativa legislativa popular sobre desahucios.

La organización Stop Desahucios de Bizkaia anunció este jueves próximos escraches que tendrán como destinatarios al presidente del PP vasco, Antonio Basagoiti, y al diputado de este partido Leopoldo Barreda. La portavoz de este colectivo, Marta Uriarte, ha precisado que no tiene intención de llevar a cabo dichas movilizaciones ante las viviendas de Basagoiti y Barreda, sino en otro lugar aún por decidir. Basagoiti dijo días atrás que la situación de acoso que él ha visto en el País Vasco durante los años de terrorismo es “calcadita a lo que hacen los de la plataforma esta o las personas que se ponen en la puerta de las casas de los dirigentes del PP”. El exlehendakari Patxi López ha rechazado esta comparación en una entrevista con Europa Press en la que ha recordado: “Sabías que detrás de las amenazas del mundo de ETA podía venir alguien con una pistola o con una bomba”.