Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSOE propone someter a los partidos y la Casa del Rey a la Ley de Transparencia

Los socialistas presentarán una enmienda para que también se incluya a sindicatos y patronal

El secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba y la Infanta Elena, en una imagen de archivo.
El secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba y la Infanta Elena, en una imagen de archivo.

El paso de la voluntad al hecho es el que ha dado el PSOE, que ha decidido proponer la inclusión de la Casa del Rey, los partidos políticos, los sindicatos y las organizaciones empresariales entre las instituciones que habrán de someterse a la Ley de Transparencia. Es decir, pretenden que la norma se aplique en todas aquellas entidades en las que la mayoría de sus fondos procedan de subvenciones públicas.

Los detalles sobre cómo se someterán los partidos a la ley serán expuestos en la enmienda que presentarán los socialistas, según han apuntado fuentes del partido. Para los casos en los que reciban dinero de otras procedencias, establecerán un régimen especial.

Después, la pelota estará en el tejado del PP, que deberá pronunciarse sobre si acepta o no una medida que, en principio, había rechazado. En su proyecto inicial, el Gobierno decidió que todas estas instituciones se quedaran al margen de la Ley de Transparencia, pese a que muchas de las sugerencias realizadas durante la consulta pública a la que fue sometido el anteproyecto así lo reclamaban.

Hasta ahora, dos de los tres expertos que han pasado por la comisión en la que se debate el texto de la nueva ley señalaron la necesidad de incluir a los partidos en la norma. También se había hablado de la Casa del Rey. Los datos sobre las cuentas que el extesorero del PP, Luis Bárcenas, tenía en Suiza, y los supuestos pagos en dinero negro han expuesto, de manera evidente, la necesidad de que las cuentas de los partidos puedan ser fiscalizadas por algo más que el Tribunal de Cuentas que, con un exiguo personal, lleva retrasos de hasta cuatro años.

De momento, la única referencia del Gobierno sobre el control a los partidos ha sido expuesta por el jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy, en el Congreso, donde ha hablado de medidas colectivas para incrementar el control y la transparencia en las cuentas. Estas formarán parte del paquete que la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, encargó al Centro de Estudios Políticos y Constitucionales, que presentará su informe la próxima semana.

Entre los grandes partidos, solo el PSOE tiene colgado, en su página web, su presupuesto anual. Este año, la previsión de ingresos es de algo más de 20 millones de euros de los que 17,4 proceden de subvenciones públicas.

El PP remite a los informes del Tribunal de Cuentas (el último informe es de la contabilidad de 2007) en su apartado de cuentas anuales.

Izquierda Unida también tiene colgado su presupuesto en su web, al menos el de 2012, año para el que preveían unos ingresos de poco más de cuatro millones de euros de los que cerca del 80% proceden de subvenciones públicas.

La Casa del Rey publica, desde 2011, la distribución de la asignación presupuestaria que incluyen, anualmente, los Presupuestos Generales del Estado. Sin embargo, no se conoce en qué se gasta el dinero cada uno de los miembros de la familia real con presupuesto asignado.