Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Militantes del PSC promueven un texto a favor de Pere Navarro

Los diputados díscolos ven lógico ser multados por la dirección

Pere Navarro, durante su intervención en el pleno del Parlamento catalán, el 23 de enero. Ampliar foto
Pere Navarro, durante su intervención en el pleno del Parlamento catalán, el 23 de enero.

La crisis abierta en el Partit dels Socialistes (PSC) tras la ruptura de la disciplina por parte de cinco diputados en la votación de la declaración soberanista aprobada en el Parlamento de Cataluña el miércoles todavía no se ha zanjado. Los parlamentarios que no quisieron votar en contra y se abstuvieron esperan la sanción que les impondrá el primer secretario, Pere Navarro.

Navarro recibió ayer el aliento de un grupo de militantes socialistas, que lanzaron un manifiesto en su defensa. El documento, auspiciado por la dirección, celebra la decisión de rechazar la declaración soberanista. El texto, titulado Decidimos juntos y avanzado por RNE, pide cerrar la crisis interna y evitar que se “rompa” el partido. “Los que firmamos este manifiesto queremos evitar a cualquier precio que esta brecha sea utilizada para romper nuestro proyecto colectivo”.

El texto apoya a los 15 diputados que votaron en contra de la declaración y valora los avances que han hecho los socialistas: la propuesta de una reforma constitucional que ha abrazado también el PSOE y la inclusión en su programa electoral del derecho a decidir, siempre que sea en una consulta legal y acordada con el Estado.

El documento pide aprovechar el 35º aniversario de la unificación de las fuerzas socialistas de Cataluña en torno al PSC para relanzar el partido, que vive sus horas más bajas tras su peor resultado electoral. “Queremos un partido reinventado. Queremos un partido valiente y que hable claro. Queremos un partido fuerte y abierto al mismo tiempo, vivo, plural, integrador, coherente, próximo, vibrante de debate”, reza el manifiesto.

Navarro intentará cerrar el episodio de la declaración soberanista multando a los cinco diputados díscolos: Rocío Martínez-Sampere, Núria Ventura, Marina Geli, Joan Ignasi Elena y Àngel Ros. En una entrevista en Antena 3, el líder socialista confirmó las sanciones económicas, al tiempo que pidió respeto a la “pluralidad” del PSC.

Los diputados díscolos ven “lógica” la multa por haber desobedecido a la dirección. “Cualquier ruptura de disciplina en un partido político es sancionable, por eso nos hemos dotado todos de mecanismos de régimen interno y reglamentarios. Entra dentro de toda lógica que se aplique una sanción que sin duda aceptaré”, dijo ayer Ros, quien quiso mostrar su respeto por la dirección del partido. Ventura añadió: “Son las reglas del juego y era una consecuencia previsible”. La diputada entiende, sin embargo, que ella y sus cuatro compañeros de filas debían tomar, por coherencia, la decisión de desobedecer: “A veces debes romper ciertas normas, debes romper la disciplina, para ser coherente contigo mismo, porque si no, no avanzas”.

Igual que había hecho Navarro, Ventura destacó la “pluralidad” socialista, y recalcó que el debate interno en el PSC es “positivo” para que el partido “vuelva a ser el referente de la izquierda”.