Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cervera renuncia a su acta ante el juez para acelerar su defensa

El exdiputado del PP no quiere que se pierda el rastro de los 'e-mail' que le citaron a él y al presidente de Caja Navarra en el mismo lugar

Santiago Cervera.
Santiago Cervera.

El titular del Juzgado de Instrucción número 2 de Pamplona, Fermín Otamendi, ya tiene sobre la mesa el acta de renuncia como diputado del PP de Santiago Cervera, detenido el domingo acusado de intentar chantajear al presidente de Caja Navarra, José Antonio Asiáin. El Congreso de los Diputados la remitió el miércoles y, una hora después de recibirla en su despacho, el abogado de Cervera, Sergio Gómez, la entregó en el juzgado de la capital navarra. El letrado pretende que el proceso de instrucción comience cuanto antes para evitar que se pierda el rastro de los servidores informáticos desde los que se enviaron los correos electrónicos que convocaron a Asiáin y, al parecer, a Cervera, en un mismo punto de la muralla de Pamplona.

La defensa del exdiputado considera que, con la entrega en mano del documento de renuncia al escaño, ha evitado un retraso “de varios meses” en la investigación de un suceso que mezcla amenaza de chantaje, sombras sobre la gestión de Caja Navarra en los últimos años y el final de la carrera política de Cervera. El letrado Gómez insistió ayer en la puerta de los juzgados en que su defendido fue víctima de una trampa: “El delincuente es el que emite el correo electrónico a Asiáin, no la persona a la que engañan para ir a recoger algo”.

El abogado cree que durante los próximos días el juez Otamendi permitirá que la Brigada de Delitos Informáticos de la Guardia Civil pueda comenzar el rastreo de los correos que recibieron los dos protagonistas del caso, así como solicitar la colaboración de Europol, ya que fueron enviados desde servidores de Alemania y Rumanía.

El abogado de Santiago Cervera no supo precisar ayer el número de correos recibidos por el exdiputado popular y señaló que no han abierto “los encabezamientos de los correos, que es lo que necesita la Guardia Civil”. Sergio Gómez consideró que son los agentes de la investigación quienes deben abrirlos “para que quede constancia de que no se han manipulado”.

Por otra parte, ayer, cuatro días después de la dimisión de Santiago Cervera, la vicepresidenta del PP de Navarra, Ana Beltrán, fue el primer cargo navarro del partido en mostrarse convencido de su inocencia públicamente: “Ha caído en una trampa y espero que se sepa pronto de dónde viene esa trampa”. El objetivo teórico del chantaje, el presidente de la CAN, también aludió ayer a la trampa de la que se siente víctima Cervera: “Si él dice que ha sufrido una trampa en lugar de una víctima, que soy yo, habrá habido dos”.