Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cae el presidente del Parlamento balear, imputado en un caso de corrupción

Pere Rotger está vinculado a un contrato con la agencia Over MC que llevó las campañas de Matas en 2003 y 2007

Pere Rotger, el pasado 18 de noviembre. Ampliar foto
Pere Rotger, el pasado 18 de noviembre. EFE

Los embates de un nuevo escándalo de corrupción de Baleares han derrotado al presidente del Parlamento, Pere Rotger, del PP. “Sin ánimos” y “con la conciencia muy tranquila”, Rotger ha anunciado su dimisión este martes, dos horas después de que el juez José Castro confirmase su imputación en el caso Over MC, de supuesta financiación ilegal del PP, en las elecciones de 2003 y 2007. No es misión del juzgado evitar dimisiones, reseña el juez.

Rotger está aludido por un contrato supuestamente amañado de 20.000 euros con Over MC —agencia de las campañas del PP—, de la época en la que era alcalde de Inca (2007-2011). En este escándalo, que es una trama paralela al caso Gürtel, están imputados también el expresidente Jaume Matas, el presidente del PP de Palma y exconsejero de Interior, José María Rodríguez, y la exconsejera de Salud, Aina Castillo, que declarará este miércoles. Rotger declaró hace un mes, como imputado, ante el juez y después solicitó ser liberado de la acusación.

Al no pesar sobre él medidas cautelares, en las últimas semanas, y también ayer mismo —durante dos horas—, el político rechazaba dimitir. Finalmente abandona porque cree que “las instituciones están por encima de las personas”. El código del PP balear impide a los imputados, con medidas cautelares, estar en listas y en puestos públicos. El líder del partido en Palma, José María Rodríguez, imputado en ésta y otra causa, no quiere renunciar a su papel en el PP. José Ramón Bauzá, presidente del Gobierno y líder del PP, comentó sobre la salida de Rotger que "es un gesto que le honra" y que ha sido una "decisión totalmente de Rotger". Bauzá ponderó "el compromiso por la transparencia".

El ya expresidente de la asamblea y aún diputado balear Pere Rotger, según el juez Castro, está bajo sospecha por indicios de haber cometido los delitos de prevaricación, fraude a la Administración y malversación de caudales públicos. El contrato municipal para realizar una encuesta en Inca, donde fue alcalde, se cerró en un pacto verbal, con aparente arbitrariedad y desviación de poder y bajo un pretendido interés público, según el análisis del instructor en base a la acusación del fiscal anticorrupción Pedro Horrach. En el contrato directo, amañado para el fiscal, se hinchó una partida para un curso de oratoria, que tuvo fines partidistas, para candidatos municipales. Over MC planteó al Ayuntamiento de Inca un contrato posterior de 300.000 euros que no se cerró. El exalcalde se siente "traicionado" por su delfín y actual alcalde, Rafael Torres, que quedó libre de acusación tras declarar.

La fiscalía ha mantenido la carga de la acusación inicial contra la que era la segunda autoridad de Baleares que, precisamente, fue defendido en la causa por la propia Abogacía de la Comunidad, del Gobierno, que dirige la exdiputada balear y jurista Antonia Perelló. El Ejecutivo de José Ramón Bauzá se convirtió en defensor penal de Pere Rotger al pedir su desimputación.

Preguntado sobre su futuro político, Rotger ha afirmado esta tarde en declaraciones a la cadena SER que no está en el principio, "pero tampoco en el fin". "Todo depende de cómo esto se desarrolle. Tengo salud, ilusión, ganas de trabajar. Puedo continuar", ha concluido.

Además de Rotger, Matas, Aina Castillo y Rodríguez, están implicados en este caso, por supuesto manejo de fondos opacos del PP, dos exgerentes (el cuñado de Matas, Fernando Areal, y Antonio López) y el exdelegado del Gobierno en Menorca, Antoni Juaneda.

La dimisión de Pere Rotger sucede dos años después de la caída, también por otro caso de corrupción, de la anterior presidenta del Parlamento Maria Antònia Munar, de Unió Mallorquina (UM). Munar dimitió al ser encausada.

En este asunto del caso Over MC, abierto en 2010 y bajo secreto hasta finales del mes de octubre de 2012, constan las declaraciones del publicista Daniel Mercado, dueño de la agencia Over MC, que desvela la supuesta trama corrupta para financiar sus campañas del PP, el cobro en negro a bajo coste de una parte de las mismas y el obsequio de otras. Mercado afirmó que Matas le aseguró que, en caso de ganar las elecciones, obtendría contratos con el Gobierno balear y las instituciones del PP. La promesa se cumplió. Las facturas y los contratos están en el sumario.