Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
34º ANIVERSARIO DE LA CONSTITUCIÓN

Pesimismo social y división política en el aniversario de la Constitución

La mitad de los españoles siente insatisfacción con la Ley de Leyes

Los socialistas invitan al resto de las fuerzas y a los agentes económicos y sociales al acuerdo

Momento del izado oficial de la bandera española en la plaza de Colón de Madrid en conmemoración del 34º aniversario de la Constitución.
Momento del izado oficial de la bandera española en la plaza de Colón de Madrid en conmemoración del 34º aniversario de la Constitución.

Este 34º aniversario de la Constitución tendrá características diferentes a todos los anteriores y no solo porque los actos se hayan trasladado al Senado, al estar en obras la cubierta del Palacio de la Carrera de San Jerónimo. Se trata de la primera conmemoración con Mariano Rajoy al frente del Gobierno y en medio de una crisis económica desconocida para la sociedad española desde hace muchos años, con escasas o nulas expectativas, lo que induce a un pesimismo social de gran calado. En este contexto, la mitad de los españoles se declara insatisfecho con la Constitución de 1978 que devolvió a los españoles la libertad y reconoció derechos sepultados durante la dictadura. El clima político es de una profunda división, como se pone de manifiesto todos los días fuera y dentro del Parlamento, aunque no se traduce en inestabilidad institucional y parlamentaria por la fuerza de la mayoría absoluta del PP.

Al mediodía los presidentes del Congreso y del Senado, Jesús Posada y Pío García- Escudero, habrán saludado a todos los asistentes al acto y ya se podrá hacer el recuento de autoridades, miembros del Gobierno, portavoces y dirigentes de los partidos y presidentes autonómicos. La crisis económica estará presente en los discursos oficiales de los dos presidentes que serán los únicos que tomarán la palabra. El resto serán corrillos informales en torno al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, el líder de la oposición, Alfredo Pérez Rubalcaba, los ministros y otros portavoces. No será extraña la ausencia generalizada de presidentes autonómicos porque así ocurre desde hace bastantes ediciones. La justificación oficial es que tienen su celebración en su comunidad autónoma.

No faltarán los presidentes de los órganos constitucionales que ocuparán un lugar preeminente junto a los presidentes del Congreso y del Senado, y el jefe del Ejecutivo. Las circunstancias llevarán a Posada y García- Escudero, a invocar el espíritu de la Transición, como sinónimo de acuerdo y entendimiento entre las fuerzas políticas.

Y falta hace porque la mitad de los españoles no se siente satisfecho con la Constitución de 1978 porque no se respeta, según resultados del barómetro del mes de noviembre del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS). Un 52,5 % de los encuestados dice sentirse poco o nada satisfecho con la Constitución, en tanto que un 37,4 % se considera bastante o muy satisfecho. El reproche a los poderes públicos se aprecia en que un 44,6 afirma que la Ley de Leyes se respeta "poco o nada". Un 26,7 % opina que se respeta “algo” y se queda en un 21,2% el bloque que estima que se cumple “bastante o mucho".

La garantía de la libertad, a través de la Constitución, es lo que más valoran los consultados, según refleja el 41,7 por ciento de los encuestados. Sí se valora, según testimonio de un 18,5 %, que el texto constitucional se aprobara con el apoyo mayoritario de las fuerzas políticas que participaron en su elaboración, desde la derecha, a la izquierda, pasando por el centro.

Todos los portavoces políticos aprovecharán el día de hoy para dar su opinión sobre cómo le afecta a la Constitución el paso del tiempo, aunque ninguno se desprenderá del peso de la crisis. El PSOE se ha adelantado y ha lanzado un manifiesto en el que asegura “abordar este momento con energía renovada para superar la grave situación que vive España, decidido a afrontar los desafíos desde el espíritu de diálogo y consenso con que fue posible elaborar, hace treinta y cuatro años nuestra Constitución”. Los socialistas invitan “al resto de las fuerzas políticas, a las instituciones y a los agentes económicos y sociales al diálogo, al acuerdo y al pacto para defender el Estado del Bienestar, impulsar el crecimiento económico y el futuro de España”. En los corrillos se apreciará si impera o no el espíritu de acuerdo con el que se elaboró la Constitución, al menos el día de su 34º cumpleaños.