La banca reacciona ante los desahucios por su mala reputación

Las entidades afirman que no buscan los desalojos “por razones humanitarias” Dicen que los desahucios “generan enormes problemas para los clientes, los empleados y porque ocasionan infinidad de problemas burocráticos"

Las grandes entidades financieras saben que tienen la reputación bajo mínimos tras esta crisis devastadora, y han reaccionado en el asunto de los desahucios para no empeorar la situación. Este problema es la prioridad absoluta para ellas en una sociedad que les culpa de la crisis.

Fuentes de las entidades aseguran que el origen de los desahucios está en los seis millones de parados y afirman que tratan de evitarlos por todos los medios. Además de “por razones humanitarias”, porque “generan enormes problemas para los clientes, los empleados y porque ocasionan infinidad de problemas burocráticos. El desalojo es la peor solución”, dicen en una entidad.

Pese a que cada entidad tiene un manual de emergencias diferente, todos se parecen. El primer paso es distinguir al pícaro de la situación dramática de las familias desesperadas. “Hay casos que se ven por televisión que son evidentes. Pero en otros, más de los que usted puede imaginar, la situación no está nada clara”.

Solo se actúa cuando se trata de la vivienda principal, ya que muchos desahucios son de las casas de la playa, el campo, naves industriales, garajes o locales comerciales, en los que no hay medidas paliativas.

Cuando la entidad está convencida de que el cliente no podrá pagar, se estudia su caso y se le plantean varias posibilidades. La más habitual es alargar el plazo del crédito para rebajar las cuotas. Otras veces se abonan solo los intereses y se retrasa el pago del principal. También se puede establecer una “cláusula de espera, que permite el aplazamiento de la cuota hasta un año”, dice La Caixa.

Si todo esto no es suficiente porque el cliente no puede pagar, se abre la posibilidad de la dación en pago. Si se cancela toda la deuda con el piso, problema acabado, pero si no, se activa la opción de dación con alquiler. La familia regala el piso al banco y este se compromete a mantener un alquiler asequible para el cliente.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

El Santander asegura que ha realizado “48.525 refinanciaciones a particulares entre enero de 2009 y septiembre de 2012. Todos ellos eran casos con dificultades de pago por reducción inesperada de ingresos, casi siempre por el paro”, comentan en el banco. De ellos, 11.311 fueron moratorias en el pago.

El BBVA comenta que ha realizado 92 desahucios en lo que va de 2012. “Esto supone un 2,4% del total de los 3.831 casos problemáticos que hemos tratado con los clientes. El 97,6% restante se ha resuelto con ampliación de plazos, carencia de capital principal, anulación de intereses, adelgazamiento de las cuotas, etcétera”.

Fuentes de la La Caixa comentan que en 2011 tuvieron 61 desahucios y en lo que va de año son 41. “Son pocos casos, si se tiene en cuenta que se abren 3.000 demandas judiciales al año”.

Bankia ha aceptado la entrega de la casa para saldar la deuda hipotecaria, lo que es conocido como dación en pago, en 4.300 ocasiones entre 2011 y este año. El banco ahora nacionalizado ha adecuado también un total de 80.000 préstamos desde 2009 en el conjunto de España.

El Popular asegura que no ha echado de su casa a ningún cliente. “Siempre acudimos a la dación con alquiler para intentar recuperar el dinero”, afirman. Kutxabank o Caja Laboral han suspendido las ejecuciones hipotecarias, mientras que CatalunyaCaixa ha rebajado el precio del alquiler social de sus viviendas a partir de 175 euros. “Si alguien puede pagar eso, no se le echa del piso”, asegura. Según CatalunyaCaixa, más de 70.000 familias han recibido desde 2008 una solución individualizada a sus problemas de pago de la hipoteca.

Sobre la firma

Íñigo de Barrón

Es corresponsal financiero de EL PAÍS y lleva casi dos décadas cubriendo la evolución del sistema bancario y las crisis que lo han transformado. Es autor de El hundimiento de la banca y en su cuenta de Twitter afirma que "saber de economía hace más fuertes a los ciudadanos". Antes trabajó en Expansión, Actualidad Económica, Europa Press y Deia.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS