21O elecciones autonómicas

Gallegos y vascos apuraron las últimas horas para ir a votar

La abstención se sitúa en Galicia por debajo de la media en unas elecciones autonómicas En el País Vasco es superior en menos de un punto

Miembros de una mesa electoral en un colegio de Vitoria vacían la urna.
Miembros de una mesa electoral en un colegio de Vitoria vacían la urna.David Aguilar / EFE

El 36,2% de los gallegos decidió no ir a votar ayer. En el caso de los vascos, el 34,17% prefirió no acudir a las urnas. Los datos que se dieron a lo largo del día hacían pensar que la abstención superaría notablemente a la de las elecciones de 2009. Pero los electores se animaron en el último momento y finalmente en Galicia se situó ligeramente por encima, 0,63 puntos más, y en el País Vasco fue incluso inferior, 1,15 puntos menos. Pese al creciente desapego de los ciudadanos hacia la política, los datos no distaron mucho de los de otros comicios autonómicos.

El primer avance de participación, con datos recabados a las doce del mediodía, reflejaba que en las urnas gallegas había votado el 12,74% de los electores, 3,4 puntos menos que hacía casi cuatro años. En los colegios electorales vascos el porcentaje era del 14,8%, frente al 17,1% de los anteriores comicios autonómicos. El viceconsejero de Interior de Euskadi, Raúl Fernández de Arroyabe, señalaba que podía haber "múltiples razones" que explicasen esa menor concurrencia a las urnas, entre las que mencionó la lluvia. 

A las cinco de la tarde, la tendencia no solo se confirmaba, sino que en Galicia aumentaba considerablemente la brecha. La diferencia con los datos de 2009 ascendía a casi siete puntos: del 42,49 al 49,34%. A esa misma hora, en Euskadi la abstención seguía siendo mayor a la de la anterior cita electoral pero la distancia comenzaba a recortarse: 1,22 puntos. Había votado el 47,2% de los vascos, frente al 48,42% de la convocatoria anterior.

Más información

A partir de ese momento comenzó la recuperación. La afluencia a los colegios electorales durante las tres últimas horas que estuvieron abiertos permitió que al cierre de la jornada las cifras de participación fueran similares a las de otros años. En Galicia, 1981 (53,6%), 1985 (40%), 1989 (40,49%), 1997 (37,48%) y 2001 (39,83%) fueron años con una abstención superior a la de ayer. La media se sitúa en el 39,4%. En el País Vasco, con una media de abstención del 33,4%, el dato de este 21-O fue superado en 1980 (40,3%), 1990 (39,01%), 1994 (40,31%) y 2009 (35,32%).

Varios dirigentes políticos se han mostrado preocupados por la alta abstención. "Yo creo que sería negar la realidad si quienes estamos en política, independientemente del color político, no vemos que hay una separación entre la clase política y el resto de la sociedad que se está traduciendo en ese alto abstencionismo", ha dicho el ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria. La dirección federal del PSOE achacaba ayer sus malos resultados en Galicia a la "elevada abstención". Los sondeos vienen demostrando que la ciudadanía cada vez se siente más distanciada de la clase política. Se puso de manifiesto en los comicios de Andalucía y Asturias el pasado mes de marzo, cuando se celebraron las elecciones más abstencionistas de la democracia. Pero en este caso la participación se ha situado en niveles que se mueven dentro de la horquilla habitual.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterMÁSTER MÁS DEMANDADO

Lo más visto en...

Top 50