Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El 25-S presenta en el Congreso un texto de rechazo a los Presupuestos de 2013

Critican que se traslade una deuda privada "ilegítima" a la población, que pierde "derechos sociales"

El martes rodearán de nuevo el Congreso y abuchearán a los Diputados cuando abandonen el Pleno

Un integrante del movimiento "25S rodea el Congreso" ha sido el encargado de presentar el escrito de rechazo del proyecto de presupuestos para 2013.
Un integrante del movimiento "25S rodea el Congreso" ha sido el encargado de presentar el escrito de rechazo del proyecto de presupuestos para 2013. EFE

El grupo que llama a rodear el Congreso, que ha convocado nuevas movilizaciones para la semana que viene, ha presentado esta mañana en el registro del Congreso un texto de rechazo a lo que llaman “los Presupuestos de la deuda” por ser “generadores de opresión y miseria”.

“El proyecto de presupuestos para 2013 refrenda las irracionalidades e injusticias en la organización y distribución de recursos públicos y medioambientales y reafirma que seremos la inmensa mayoría de la población quienes paguemos la deuda”, dice el documento. “Esta, privada casi en un 80%, ha sido transformada en pública, y por tanto ilegítima, mediante rescates a bancos. El fin de los presupuestos para el año que viene es expropiar recursos que nos pertenecen para pagarla. Es imprescindible poner en marcha una auditoría ciudadana, pública y transparente que aclare cuánto se debe, por qué se debe, quién lo debe y quién debe pagarlo”, afirman. “La aplicación de estos Presupuestos significará un retroceso en los derechos sociales (…) y el sometimiento de varias generaciones al capital financiero. Rechazamos totalmente estos presupuestos antiecológicos, antisociales e inhumanos al tiempo que pedimos la apertura de un nuevo proceso constituyente, esta vez auténtico, con toda la participación popular posible”, termina el escrito.

El martes que viene, día 23, el grupo ha vuelto a llamar a rodear el Congreso, esta vez “de manera literal y metafórica, de forma no violenta, con inteligencia”, dicen, para evitar los problemas legales. Esa tarde, mientras el Pleno debata los Presupuestos, los activistas celebrarán sus propias asambleas en la Plaza de Neptuno, una “sobre los Presupuestos Generales, deuda y recortes” y otra “sobre el proceso constituyente”.

Sobre las 21.00, coincidiendo con la salida de los Diputados del Parlamento, los manifestantes rodearán y empapelarán con pegatinas las vallas de seguridad que aíslan la Cámara. “La idea no es impedir la salida de los Diputados, pero sí que se les abuchee”, dice una convocante.

Al igual que el pasado 25 de septiembre, el grupo no ha querido informar por los cauces oficiales a Delegación del Gobierno de la convocatoria ya que se trata, afirman, “de un acto de desobediencia civil”. En aquella ocasión, Rafael-Óscar González, un manifestante, decidió informar de la convocatoria por su cuenta y contra el criterio del grupo. Delegación le ha informado de que va a ser multado con 6.000 euros, aunque la sanción no es firme y este puede presentar alegaciones. La Coordinadora 25-S debatirá el domingo en asamblea si asumen “colectivamente” la multa.