Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sáenz de Santamaría y Cospedal acuden a un acto religioso en el Vaticano

La vicepresidenta y la gobernante de Castilla-La Mancha saludaron al Papa

La número dos del Gobierno se reunió luego con el cardenal Tarcisio Bertone

Ciudad del Vaticano
Santamaría y Cospedal el domingo en una misa en el Vaticano.
Santamaría y Cospedal el domingo en una misa en el Vaticano. EFE

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, y la presidenta de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal, han estado este domingo en el Vaticano, donde Benedicto XVI ha dado el título de Doctor de la Iglesia al santo español Juan de Ávila. Las dos políticas del Partido Popular han saludado al Papa. Después la vicepresidente se ha reunido durante un cuarto de hora con el secretario de Estado de la Santa Sede, el cardenal Tarcisio Bertone.

Sáenz de Santamaría y Bertone, según han confirmado a Efe fuentes vaticanas y españolas, analizaron las relaciones entre Iglesia y Estado. En la entrevista estuvieron presentes el subsecretario de Asuntos Exteriores, Rafael Mendívil Peydro, y el embajador de España ante la Santa Sede, Eduardo Gutiérrez Sáenz de Buruaga.

El saludo a Benedicto XVI se realizó dentro de la basílica de San Pedro una vez concluida la misa inaugural del Sínodo de obispos en la que fue asignado el título antedicho a Juan de Ávila y también a la monja alemana Hildegarda de Bingen. Sáenz de Santamaría presidió la delegación oficial española en este acto.

Con motivo de este evento, el Gobierno español ofreció la noche del sábado una cena en la embajada ante la Santa Sede. La vicepresidenta dijo que el Ejecutivo español está agradecido "por el papel que las instituciones de la Iglesia están llevando a cabo en nuestro país, para ayudar a paliar los efectos de la crisis económica". Sáenz de Santamaría, que recordó que las relaciones diplomáticas entre España y la Santa Sede se remontan a 1622, subrayó la "gran trascendencia" que para el Gobierno de España tiene la relación con la Santa Sede.

A la cena asistieron, entre otros, los cardenales españoles Antonio Cañizares, prefecto de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, el español con más rango en el Vaticano, y Antonio María Rouco Varela.