Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Posada y el ministro subrayan la inviolabilidad del Parlamento

La policía del Congreso tilda el 25-S de “amenaza emergente”

El nuevo comisario jefe de la Cámara advierte de las "manifestaciones populares violentas"

Ángel Álvarez afirma que se trató de "inquietar la seguridad y libertad de los diputados"

Jorge Fernández en el Congreso. Tras él, con bigote, el comisario Álvarez. Ampliar foto
Jorge Fernández en el Congreso. Tras él, con bigote, el comisario Álvarez.

El comisario jefe de Policía en el Congreso, Ángel Álvarez Álvarez, ha advertido de que las Fuerzas de Seguridad han de estar "muy alertas" ante las "amenazas transversales emergentes" que a su juicio suponen las "concentraciones populares violentas" ante el Parlamento como las que tuvieron lugar el 25 de septiembre y ha prometido que los agentes "no escatimaran esfuerzos" para garantizar la seguridad de la institución.

Las palabras del comisario Álvarez se han enmarcado en la celebración del acto de homenaje a los policías del Congreso que se organiza anualmente con motivo de la festividad de los Santos Angeles Custodios y que esta vez ha tenido especial relieve dada la presencia del ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, y del director de la Policía, Ignacio Cosidó, tras una semana de manifestaciones ante la sede parlamentaria organizadas por la plataforma Rodea el Congreso.

En su primer discurso en el Parlamento, el nuevo comisario jefe ha resaltado que en este siglo XXI la seguridad tiene que ser "eminentemente preventiva" y que los policías deben "evaluar las amenazas y tratar de neutralizar los riesgos".

Además de la amenaza del terrorismo internacional, que considera "uno de los fenómenos más graves que acechan a las democracias", el responsable policial ha indicado que los agentes del Congreso han de estar muy atentos a otras acciones de más baja intensidad, así como "frente a nuevas amenazas transversales emergentes, como son las concentraciones populares violentas que actualmente tienen lugar en el entorno del Congreso".

"En días pasados, hemos tenido prueba de amenazas y riesgos que trataban de inquietar la seguridad y libertad de los diputados", ha remachado, en alusión a las manifestaciones del 25-S. A su juicio, "una vez más, la buena planificación, en coordinación con Unidades de Intervención Policial (antidisturbios) y con los servicios de información, han permitido evitar los riesgos y mantener la mayor normalidad".

Álvarez ha remarcado que los agentes no escatimarán esfuerzos para garantizar la seguridad de las personas e instalaciones "de esta altísima institución".

La labor de los policías ha sido ensalzada tanto por el presidente del Congreso, Jesús Posada, como del ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, que han subrayado la inviolabilidad del Parlamento recogida en la Constitución.

Según Fernández Díaz, "proteger la sede parlamentaria y garantizar que los diputados puedan ejercer su labor en libertad es prestar un gran servicio a España y a sus instituciones y a la convivencia". "Todos los presentes saben que preservar el funcionamiento en libertad del Pleno y de las comisiones es condición previa para garantizar la buena salud del sistema democrático, especialmente en momentos difíciles como los que atraviesa el país", ha añadido.

Perseverancia

Posada, por su parte, ha destacado la "elevada responsabilidad" que supone proteger la sede de la soberanía popular y ha agradecido el trabajo de los agentes en un contexto de crisis económica en el que se acometen ajustes que exigen esfuerzos a los funcionarios. "Os reclamo que no caigáis en desánimo y que sigáis con la misma entrega y compromiso", ha indicado.

En el acto, que incluyó la entrega de condecoraciones al mérito policial a una decena de agentes destinados en el Congreso, también estuvo presente el anterior presidente de la Cámara, José Bono, que siempre quiso dar carácter institucional a esta celebración y que pidió a Posada repetir este año, aunque fuera como ciudadano.