Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Torres-Dulce critica el “agravamiento punitivo” en la apertura del año judicial

El fiscal general del Estado promete tolerancia cero con los "pupilos" de ETA y con la corrupción

El presidente del Supremo exige “criterios de política de Estado en defensa del interés general”

El Rey posa para la foto de familia antes de presidir la ceremonia de apertura del año judicial.
El Rey posa para la foto de familia antes de presidir la ceremonia de apertura del año judicial.

El fiscal general del Estado, Eduardo Torres-Dulce, ha criticado el proyecto de reforma del Código Penal que prepara el ministro de Justicia, Alberto Ruiz- Gallardón, al significar en su discurso de apertura del Año Judicial que a la hora de emprender cambios legislativos, “no siempre el agravamiento punitivo es la respuesta adecuada”. Torres-Dulce ha presentado ante el Rey y el propio Ruiz Gallardón unas estadísticas criminales ligeramente negativas en 2011, pero pese a la “desazón” que eso le produce, ha recordado que el Derecho Penal “no soluciona problemas, simplemente sale al paso de conflictos insolubles en otras instancias”.

En la ceremonia de apertura, Torres Dulce ha rebajado el tono de lo que ha plasmado en la memoria elevada al Gobierno, en la que critica sin paliativos la “errónea percepción” de que la única respuesta posible frente a los delitos es la “exacerbación indefinida de los recursos represivos del Estado”. “No siempre el incremento lineal de las penas retorna a la sociedad el rédito de una disminución equivalente de la criminalidad”, escribe el fiscal general en la memoria, en la que también propone “retornar a la sensatez” y que el Derecho Penal sea el recurso extremo “al que una sociedad acude cuando fallan los mecanismos de resolución de conflictos”.

El fiscal general ha agregado que la Fiscalía no bajará la guardia en la lucha contra ETA y ha advertido que mantendrá "tolerancia cero" con los pupilos de la banda terrorista, al igual que con la corrupción económica.

El presidente del Tribunal Supremo, Gonzalo Moliner, que también ha pronunciado su primer discurso de apertura ante el Rey, ha aludido críticamente a las reformas que prepara el Gobierno y aseguró: “Vamos a hacer todos los esfuerzos necesarios (…) para que se mantengan en la futura reforma legislativa de la ley orgánica las líneas básicas de un estatuto judicial acorde con las exigencias constitucionales”.

El presidente del Supremo ha reclamado también “al Gobierno y al partido que los sustenta” que aplique sus esfuerzos en llegar a un consenso con las demás formaciones parlamentarias “con criterios de política de Estado en defensa del interés general”.

Moliner, que se enfrenta en los próximos días a una posible huelga de jueces, tampoco ha dejado pasar una alusión a los ”momentos de austeridad que también alcanzan, y por partida doble, a los integrantes del poder judicial, puesto que a la reducción de sus retribuciones se une el aumento generalizado de su trabajo”.

Reflejo de esos recortes de los sueldos fue la protesta que durante los primero momentos del acto hicieron llegar al Salón de Plenos del Tribunal Supremo funcionarios de justicia congregados en el exterior del Palacio, con una sonora pitada y abucheos contra la política económica del Gobierno.

La ceremonia de apertura de Tribunales se ha celebrado en el palacio del Tribunal Supremo con asistencia del Rey, que por primera vez en los últimos 30 años no ha subido por la amplia escalinata de mármol del Palacio y ha utilizado el ascensor interno que comunica la entrada del Palacio con las dependencias de la presidencia del Tribunal Supremo.

La criminalidad se estabilizó en 2011

En las estadísticas del año pasado presentadas por el fiscal general, Eduardo Torres- Dulce, consta que los procedimientos judiciales por delitos y por faltas ascendieron a 5.290.617, un 1,33% más que en el año anterior.

Aunque durante 2010 y 2011 ETA no ejecutó ninguna acción terrorista en territorio español, esa inactividad y los diferentes comunicados sobre un supuesto cese definitivo de la actividad armada “no han sido obstáculo para las 82 detenciones de personas vinculadas con la banda terrorista durante 2011 el pasado año”, dice la memoria. Sí se han producido acciones de terrorismo callejero consistentes en incendios, explosiones de artefactos y alteraciones graves del orden público por parte de los denominados Grupos Y. En 2011 se contabilizaron cinco acciones frente a las 37 de 2010.

El fenómeno yihadista, “que ha castigado a nuestro país con particular dureza”, sigue hoy constituyendo una amenaza, según la Fiscalía. A lo largo del pasado año fueron detenidas un total de 20 personas, seis de ellas por reclamaciones de otros países. La cifra total de detenidos durante los últimos siete años asciende a 495 personas sospechosas de practicar la yihad.

Los atentados contra la vida presentaron en 2011 un discreto incremento del 0,18% respecto de 2010. Lo relevante es el repunte que experimenta la figura del asesinato, en un 15,63%, y del homicidio imprudente, en un 9,86%. En lo que se refiere a homicidios dolosos y asesinatos, el fiscal menciona el impacto de la violencia de género: en 2011 perdieron la vida a manos de sus parejas 65 mujeres, lo que supuso un descenso respecto de las 74 muertes del año 2010.

El arranque del nuevo tipo penal de trata de seres humanos, en su modalidad de explotación sexual, laboral o para tráfico de órganos, motivó a lo largo de 2011 la apertura de 64 procedimientos judiciales, de los cuales una mayoría del 92,18% lo fueron en la modalidad de explotación sexual.

Preocupación por el incremento de robos y violaciones

En los delitos contra la libertad y la indemnidad sexual se observa un incremento del 6,58%, pues se pasa de 13.266 causas en 2010 a 14.139 en 2011, lo que rompe la tendencia a la baja en este sector.

Especialmente significativo resulta el incremento observado en las causas por delito de violación, de un 28,30%. En lo que se refiere a los de agresión sexual a menores (de 6 a 144 causas), abuso sexual a menores (de 20 a 471 causas) y de acoso a menores mediante telecomunicaciones (de 3 a 77 causas) no son representativos de un incremento correlativo de este tipo de conductas, sino que obedecen a la reforma del Código Penal de 2010, en virtud de la cual las agresiones y abusos sexuales a menores de 13 años se tipifican a partir de entonces separadamente, mediante las figuras agravadas. El nuevo tipo penal de acoso telemático de menores, o child grooming, permitirá en años sucesivos hacer un seguimiento específico de la protección de los niños frente a intromisiones tecnológicas en su esfera de indemnidad sexual.

En el apartado de los delitos contra el patrimonio se han incoado un total de 2.076.847 diligencias, 44.125 más que el año anterior, lo que representa un incremento del 2,17%, que rompe por lo tanto la tendencia a la baja observada el año anterior.

Para el fiscal, es “preocupante” el crecimiento de los delitos de robo con violencia, que suben un 14,47%, y de extorsión, que suben un 31,33%. La inviolabilidad del domicilio se ve afectada igualmente por los robos con fuerza en casa habitada, que sufren un incremento del 19,04%.

En el ámbito de los delitos contra la Administración de Justicia resulta significativo que las causas por prevaricación judicial dolosa se elevan un 74,46 % y por prevaricación culposa un 53,33%.

En cuanto al número de quebrantamientos de condena y medidas cautelares ha ascendido a la importante cifra de 30.900 causas, un 12,58 % superior al año anterior.

En definitiva, tras el descenso de la criminalidad que se pudo observar en el año 2010, el año 2011 se caracteriza por una estabilización de las cifras totales aparentemente representativa de un mantenimiento de las tasas delictivas generales.