Santamaría aboga por analizar en frío la marcha de Barcelona

La líder del PP en Cataluña afirma que Mas ya no es el presidente de todos los catalanes

El Gobierno y el PP se han pronunciado hoy sobre la multitudinaria manifestación independentista celebrada ayer en Barcelona. Desde el Ejecutivo, la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, ha abogado por analizarla en frío y ha hecho hincapié en que los gobiernos tienen que definir bien sus "prioridades" para afrontar la crisis. Más crítico ha sido el portavoz adjunto del PP en el Congreso, Rafael Hernando, quien ha hablado de lo "insaciable" que es el nacionalismo. La líder del partido en Cataluña, Alicia Sánchez Camacho, por su parte ha centrado los reproches en el presidente catalán, Artur Mas, por haber alentado la marcha y ha dicho de él que ya no es el presidente de todos los catalanes.

Sáenz de Santamaría ha destacado que en este "momento de dificultades" hay "mucha gente" en una situación "muy complicada". Por ello es preciso "analizar cuáles son las prioridades". "Creo que no conviene equivocarse en un país con cinco millones de parados", ha comentado en declaraciones a los periodistas en los pasillos del Congreso. La vicepresidenta ha señalado que para salir de la crisis hay que actuar "con responsabilidad" y "saber por dónde va el mundo". "Esto va porque salgamos todos juntos, y especialmente de la mano de la Unión Europea", ha apostillado.

En una conversación informal en los pasillos de la Cámara baja, la ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Ana Mato, ha vinculado la afluencia a la manifestación a la desesperanza y la desilusión que viven los ciudadanos ante la crisis económica. Los ciudadanos, ha señalado la ministra, no ven que los ajustes que se están aplicando y que les afectan tengan efecto a corto plazo y están desencantados. A su juicio, la marcha no va a dañar la imagen de España en los mercados, pero sí pueden hacerlo las declaraciones de los dirigentes políticos catalanes, a los que ha pedido "prudencia".

La marcha fue “una demostración muy clara” de que hace falta “replantearse” el Estado de las autonomías, según Aguirre

Sobre este tema le han preguntado también a Sánchez Camacho en una entrevista concedida a la cadena Cope. La dirigente popular ha considerado que el Gobierno de Artur Mas ha dejado "huérfanos" a una parte de los catalanes y ha calificado de "grave" su actitud ante este asunto, actitud que "debilita y deteriora" las relaciones con el PP, ha advertido. Sánchez Camacho ha asegurado que no se pueden generar unas expectativas que luego no se pueden cumplir y ha reprochado a Mas que el pacto fiscal sea la excusa para la justificación de un estado propio. Otro de los dirigentes políticos que se ha dirigido a Mas ha sido el presidente de ERC, Oriol Junqueras, aunque en términos muy diferentes. Este ha exigido al presidente catalán que sea "explícito", hable claro y convoque cuanto antes un referéndum de autodeterminación.

El diputado Rafael Hernando ha utilizado su cuenta de Twitter para expresar su opinión. "El nacionalismo se ha demostrado siempre insaciable, a cada pacto le sigue el invento de un nuevo agravio... Y así llevan 35 años...", ha escrito en la red social.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

El tema también ha salido a relucir durante el debate del estado de la región que se celebra en la Comunidad de Madrid. La presidenta madrileña, Esperanza Aguirre, ha opinado que la marcha fue "una demostración muy clara" de que hace falta "replantearse" el Estado de las autonomías, como ella volvió a exigir ayer, porque ni Cataluña ni el País Vasco "se sienten mejor integradas" en España después de 33 años, informa José Marcos. En su réplica al grupo parlamentario de UPyD, Aguirre ha insistido en que "España no se puede permitir el lujo" de tener "17 miniestados" porque "no podemos pagarlo". Por ello, ha insistido en que "habría que replanteárselo todo" pero no ha explicado en qué dirección y ha recordado que así se lo ha propuesto al Gobierno, pues eso no es su competencia ni de la Asamblea de Madrid.

Desde el PSOE, el secretario general del Grupo Socialista en el Congreso, Eduardo Madina, ha manifestado “su respeto absoluto” por la manifestación y por quienes participaron en ella, entre los que se encontraban algunos dirigentes del PSC. Ayer, antes de que se celebrase la marcha, la vicesecretaria general del partido, Elena Valenciano, habló igualmente de respeto, aunque añadió que el PSOE no comparte el modelo de Cataluña que pretenden los organizadores de la manifestación.

Seguramente responde a que hay un sentimiento de agravio económico” Patxi López, lehendakari

Valenciano añadió que “la crisis ha alimentado esta deriva soberanista”, planteamiento que ha compartido hoy el lehendakari, Patxi López. "Seguramente responde a que hay un sentimiento de agravio económico, que genera un sentimiento independentista, incluso a quien no lo es", ha opinado López sobre la multitudinaria manifestación. El lehendakari ha considerado, en una entrevista en Radio Popular, que en todo caso se "debe tener en cuenta" la dimensión de la marcha y analizar este hecho "desde la política y con sensibilidad".

Uno de los contrincantes políticos de López en las próximas elecciones vascas, el candidato del PNV, Iñigo Urkullu, ha considerado que, "aun siendo la prioridad para todos la crisis económica", el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, "no puede dejar otras reivindicaciones sin dar respuesta y dejar que pase el tiempo, haciendo que las cuestiones se pudran hasta posturas irresolubles de irreconciliación o no entendimiento, que es lo que está provocando el Gobierno español". Otro de los candidatos a lehendakari, Gorka Maneiro, de UPyD, ha alertado de la "posible tentación del nacionalismo vasco" de seguir la senda independentista de Cataluña. Por ello ha reclamado al PP y al PSOE "pedagogía democrática" para explicar a los ciudadanos que "es mejor mantenerse unidos que separarse". Maneiro ha reprochado a ambos partidos no haber dado a la ciudadanía argumentos y datos objetivos para explicar por qué es mejor una España unida.

El diputado de Izquierda Plural en el Congreso Ricardo Sixto ha opinado por su parte que el Gobierno debería prestar atención "a las ansias mayoritarias de independencia" que ayer se evidenciaron y "repensar la estructura del Estado para buscar un mejor encaje de la realidad plurinacional de España". Sixto ha ofrecido una conferencia en Bilbao, donde ha señalado que la manifestación en demanda de la independencia de Cataluña "fue un rotundo éxito", "sea cual sea la cifra real" de personas que acudieron, y ha opinado que se evidenció "un fenómeno" que debería "preocupar en Madrid".

Más información
Mas: “Es el momento de dotar a Cataluña de estructuras de Estado”
Rajoy intentará en privado con Mas calmar las aguas soberanistas
Sánchez Camacho amaga con romper con Mas por su discurso de la Diada
El independentismo echa un pulso a Rajoy
Editorial: Diada histórica

Ayer también llegaron reacciones a la manifestación desde Bruselas. El portavoz de la Comisión Europea, Olivier Bailly, recordó que Cataluña quedaría fuera de la UE si proclama su independencia. Hoy, el vicepresidente de la Comisión Europea y responsable de Competencia, Joaquín Almunia, ha salido al paso de esas declaraciones: "Con todo el respeto al portavoz que lo hizo, me parece que son apresuradas porque no tiene nada que ver este estado de ánimo que vimos ayer, este grito que hemos escuchado, las imágenes que hemos visto con discusiones sobre quién debe pertenecer o dejar de pertenecer a la UE". Para el dirigente europeo, las manifestaciones de la Diada tienen que ver con "otro tipo de cosas" que, en su opinión, "primero hay que entender desde Cataluña y desde el conjunto de España y después explicarlas bien fuera de nuestras fronteras". Almunia ha afirmado en la cadena SER que "hay que tener muy en cuenta lo que ha sucedido" pero que "otra cosa es sacar conclusiones políticas apresuradas de qué querían decir los cientos de miles de personas que estaban allí".

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS