Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

157 expedientados en Madrid durante las protestas de julio contra los recortes

La Delegación del Gobierno abre procedimientos de sanción a los identificados por la policía

La mayor parte de las denuncias se deben a cortes de tráfico que alteraron la circulación

Funcionarios protestan ante la sede nacional del PP en Madrid.
Funcionarios protestan ante la sede nacional del PP en Madrid.

La Delegación del Gobierno en Madrid va a tramitar expedientes de sanción a 157 personas identificadas por la policía durante las protestas del pasado julio en la capital contra los recortes aprobados por el Ejecutivo. En los casos tipificados como falta grave por la Ley Orgánica 1/1992 de Seguridad Ciudadana, estos procedimientos podrían concluir con multas superiores a los 300 euros.

La mayor parte de identificaciones se produjeron por participar en cortes de tráfico con la “suficiente entidad e incidencia en la circulación como para obligar a intervenir a la policía”, explican fuentes de la Delegación. Al ser espontáneas, las protestas contra los recortes incumplieron el requisito de comunicación previa a la autoridad gubernativa.

La Delegación aclara que la policía solo procedió a identificar a aquellos manifestantes que participaron “de una forma activa” en los cortes de circulación. Sobre la posible calificación de estas actitudes como falta grave, las fuentes consultadas se remiten a lo dispuesto en la Ley Orgánica de Seguridad Ciudadana, aunque explican que a la conducta ilícita se suma en algunos casos el agravante de “desobediencia a la autoridad”, al hacer caso omiso estos ciudadanos a los requerimientos de la policía.

Las fuentes de la Delegación también añaden que los denunciados gozan de “todas las garantías del procedimiento sancionador”, con los correspondientes trámites de alegaciones y recursos administrativos y contencioso-administrativos. “La valoración se realizará atendiendo a los hechos reflejados por la policía en cada caso particular”, concluyen.

Las concentraciones de julio se desarrollaron en la mayoría de los casos de forma espontánea, convocadas a través de las redes sociales y sin comunicación previa a la Delegación del Gobierno en Madrid. Esto motivó que muchas de ellas careciesen de un recorrido fijo, y que el itinerario se estableciese de forma asamblearia o en función de lo que decidía la cabecera de la marcha.

Una de las más numerosas y que provocó cortes en vías importantes de la ciudad se celebró el viernes 13 de julio, en la que los agentes cargaron contra los manifestantes cuando intentaban llegar a la sede del PSOE, en la calle de Ferraz.