Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Griñán se rodea de afines para dirigir al PSOE andaluz en el peor momento

La nueva ejecutiva sale aprobada con el 65,8% de los votos, menos de los que obtuvo Griñán

Amparo Rubiales será la presidenta del partido y José Caballos, el secretario de Economía

Francisco Álvarez de la Chica (d.), nuevo portavoz parlamentario andaluz.
Francisco Álvarez de la Chica (d.), nuevo portavoz parlamentario andaluz.

El secretario general del PSOE andaluz, José Antonio Griñán, no ha hecho ninguna concesión al sector crítico de su partido y ha cumplido su advertencia de que si no lo han votado en su reelección para qué los iba a tener en la mesa de la ejecutiva regional. Griñán acordó anoche el grueso de la nueva dirección con las direcciones provinciales, pero la lista definitiva no se ha cerrado hasta las siete de esta mañana. La nueva ejecutiva del PSOE andaluz ha salido aprobada por el 65,8% de los votos, un respaldo menor del que obtuvo Griñán como secretario general (71%). Esta vez todos los críticos han votado en bloque en blanco a la nueva dirección.

En un momento de extrema dificultad económica y política, el líder socialista ha optado por un equipo de afines y ha dejado apartado a un sector crítico que entró en el congreso deshilachado y que sale más organizado y compacto. La próxima semana se celebrarán los congresos provinciales, en el que va a haber dos candidatos a dirigir el partido en Málaga, Cádiz, Sevilla y Córdoba. También en las Juventudes Socialistas de Andalucía habrá dos candidatos.

La nueva ejecutiva pivotará sobre el nuevo vicesecretario general, Mario Jiménez, que dejará la portavocía parlamentaria en manos de Francisco Álvarez de la Chica. Ambos estarán en la nueva mesa de camilla y serán los interlocutores de su socio de coalición, Izquierda Unida, en el partido y en el grupo parlamentario.

La veterana dirigente socialista Amparo Rubiales, amiga personal de Griñán, es la nueva presidenta del PSOE andaluz. Rubiales, que hasta hace poco era consejera de Estado, ocupaba una vocalía en la anterior ejecutiva. Desplaza en el puesto a la malagueña Rosa Torres, quien continúa como secretaria de Formación. Griñán ha premiado con la secretaría de Economía al veterano José Caballos, uno de los pocos dirigentes que apoyaron a Alfredo Pérez Rubalcaba en el congreso federal que no se ha unido al sector crítico. Caballos lo ha sido todo en el PSOE andaluz. Atravesaba una de estas travesías del desierto que suelen sufrir todo dirigente que se precie con largos años de militancia. La travesía se ha acabado. Caballos es de los que ocupan sus espacios.

El secretario de Organización es Francisco Cornejo, un gaditano del sector crítico a quien Griñán encargó la organización del 12º congreso regional que concluye hoy. Este área, que siempre ha tenido un potente peso en el PSOE, tendrá menos proyección exterior.

El catedrático de Hacienda de Málaga, José Sánchez Maldonado, se hará cargo de la nueva secretaría de Ideas de la que dependerá la Fundación Alfonso Perales, que presidirá probablemente un independiente. La ejecutiva está compuesta por 33 miembros.

En la ejecutiva no figuran dirigentes de peso, aunque sí con experiencia orgánica. La nueva secretaria de Política Institucional es Verónica Pérez, una joven diputada sevillana del Parlamento andaluz afín a la ex secretaria de Organización y actual consejera de la Presidencia, Susana Díaz. El malagueño Francisco Conejo asumirá Política Municipal y dejará su cargo como secretario de Organización en el PSOE de Málaga. Otros ejecutivos son Rosario Andújar, alcaldesa de Osuna, al frente de Igualdad; José Juan Díaz Trilllo, de Cultura; Clara Aguilera, Acción Ciudadana; Soledad Pérez, Acción Electoral; Araceli Carrillo, Educación; Inés Plaza, secretaría de Redes; y Caridad Herrería, secretaría de Agricultura.