Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
Los polémicos viajes del jefe del Poder Judicial

Tres vocales del CGPJ tensan la batalla contra Dívar y presionan al Congreso

Robles, Azón y Montalbán solicitan explicar sus gastos en la Cámara y forzar, por comparación, al presidente del CGPJ a presentar su dimisión

Carlos Dívar, a la izquierda, en un momento de su viaje a la Corte Suprema de Chile, en 2010. Ampliar foto
Carlos Dívar, a la izquierda, en un momento de su viaje a la Corte Suprema de Chile, en 2010.

Los vocales del Poder Judicial Margarita Robles, Inmaculada Montalbán y Félix Azón se presentaron este miércoles en el Congreso de los Diputados para solicitar su comparecencia voluntaria ante la Comisión de Justicia con la finalidad de informar de todas sus actividades y detallar los gastos en los que han incurrido desde su nombramiento. Con esta iniciativa pretenden forzar la dimisión y poner en evidencia, por comparación, a su presidente, Carlos Dívar. En las últimas semanas, este se ha negado a dar explicaciones convincentes y satisfactorias sobre el escándalo de los 20 viajes a Puerto Banús (Marbella, Málaga) en fines de semanas de cuatro días o más, así como sobre las cenas para dos comensales en restaurantes de lujo.

Los tres vocales, que en el último pleno del Consejo General del Poder Judicial ya solicitaron la dimisión de Dívar, son integrantes de la asociación Jueces para la Democracia. Este colectivo de magistrados progresistas celebró su congreso el pasado fin de semana y, por unanimidad de sus miembros, aprobó exigir la dimisión de Dívar como presidente del Supremo y del Consejo del Poder Judicial.

En el congreso se acordó también que todos los vocales de la asociación hicieran públicos sus gastos en el Consejo, en contraposición con la opacidad de Dívar.

Por ello, los tres vocales entregaron un escrito dirigido al presidente de la Comisión de Justicia, el popular Alfredo Prada, en el que pretenden explicar:

a) los trabajos que vienen desarrollando en las distintas comisiones del CGPJ de las que forman parte.

b) las actividades y gastos que han realizado desde el principio de su mandato, poniendo a disposición de la Cámara los documentos que justifican esos gastos.

c) la posición que han mantenido en relación con los acontecimientos de los últimos 30 días, así como someterse a todas las preguntas que les quieran formular.

Fuentes parlamentarias indicaron que el PP bloqueará la iniciativa de los tres vocales.

Fuentes del PP y del PSOE informaron este miércoles de que Dívar estaba acusando las presiones de las informaciones publicadas en los últimos días en las que se ha conocido el detalle de las 24 cenas y los ocho almuerzos para dos comensales que mantuvo en restaurantes de lujo como el Marbella Club Golf Resort & Spa, Puente Romano o Villa Tiberio, incluida la cena para un solo comensal del día de Reyes, que cargó a los gastos protocolarios.

Además, las coartadas ofrecidas para justificar algunos de los viajes por los que cargó al erario 12.996 euros se tambalean, ya que los Ayuntamientos de Málaga y Marbella, ambos regidos por el PP, se han negado a confirmar los motivos alegados por Dívar.

La posibilidad de dimisión del presidente del Supremo era considerada ayer como “inminente”, en medios políticos, pero en el Consejo del Poder Judicial la tranquilidad era absoluta.

El propio Dívar declaró a la cadena SER que se reafirmaba en su decisión de no dimitir y respecto a la iniciativa de Robles, Montalbán y Azón, señaló: “Que hagan lo que quieran”.

Varios vocales elegidos a propuesta del PP y en su mayoría pertenecientes a la Asociación Profesional de la Magistratura, de naturaleza conservadora, mantuvieron reuniones este miércoles para buscar una salida a la situación, que consideran “insostenible”. Mientras tanto, Dívar decidió cancelar un viaje a Córdoba donde tenía previsto asistir este jueves a un congreso de procuradores, donde iba a coincidir con el fiscal general del Estado, Eduardo Torres-Dulce. Fuentes del Consejo del Poder Judicial señalaron que es uno más de los actos que ha anulado desde que estalló el escándalo.

Por otro lado, fuentes del Consejo señalan que un asesor de Dívar, Luis Ugarte, ha decidido volcarse en las relaciones internacionales de la institución y apartarse del gabinete de la Presidencia, por divergencias con su funcionamiento.