Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP cambia de posición y apoyará a Cascos si logra el respaldo de UPyD

El PSOE, con 17 escaños, tiene asegurados 22 votos, uno menos de la mayoría absoluta

El debate de investidura del próximo presidente de Asturias comenzará el día 22

Álvarez-Cascos y Mercedes Fernández, antes de comenzar la reunión. Ampliar foto
Álvarez-Cascos y Mercedes Fernández, antes de comenzar la reunión. EFE

El PP asturiano ha renunciado a su exigencia de que Foro ceda la presidencia de Asturias a la popular Mercedes Fernández como condición inexcusable para llegar a un pacto entre ambos partidos. Ahora el PP se muestra dispuesto a apoyar a su exsecretario general Francisco Álvarez-Cascos, presidente en funciones de Asturias y máximo dirigente de Foro Asturias Ciudadanos (FAC), pero a condición de que FAC obtenga antes el respaldo del único diputado de UPyD, lo que garantizaría a Cascos la investidura en primera vuelta y con mayoría absoluta (23 de los 45 diputados). El apoyo del PP no implicaría la entrada de este partido en un hipotético Gobierno presidido por Foro. Pero el PP tampoco renuncia a que Mercedes Fernández se postule como candidata a formar gobierno si FAC no obtiene el compromiso de apoyo de UPyD. Foro Asturias se reunirá con UPyD el próximo lunes a las cinco de la tarde. Álvarez-Cascos volverá a pedir el voto al partido de Rosa Díez.

Este cambio de posición del PP se produce sólo unas horas después de que se conociera la sentencia del Tribunal Constitucional que devuelve al PSOE el escaño 45 de la cámara cuya asignación había impugnado Foro. Tras este fallo, el PSOE, la fuerza más votada el 25 de marzo, consolida 17 escaños. Con el apoyo ya seguro de IU (5), el candidato socialista, Javier Fernández, tiene garantizados 22 de los 45 votos de la cámara. Es decir, uno menos de los que se precisan para tener mayoría absoluta (23) y los mismos que sumaría la derecha si Foro (12) y PP (10) alcanzasen una alianza.

Con la decisión de este viernes el PP se quita del medio y traslada la presión a Foro y al PSOE, que deben ganarse la voluntad de UPyD para formar gobierno, y sobre todo a esta última formación, cuya decisión vuelve a ser determinante. Pero sobre el PP aún puede volver a recaer la responsabilidad de decidir el futuro Gobierno. La sesión de investidura del presidente arranca el día 22. El 24 se vota a los candidatos que se postulen. Si ninguno logra 23 votos (mayoría absoluta), pasan a la siguiente ronda los dos más votados. Lo previsible es que sean Javier Fernández (con los 22 votos de PSOE e IU) y Álvarez-Cascos (con al menos los 12 votos de su partido). La nueva votación se producirá una vez transcurridas al menos 48 horas. Si el PP apoyara a Cascos, habría empate a expensas de lo que decida UPyD. Si el PP se abstuviera, el PSOE gobernaría.

UPyD y PSOE llegaron a un acuerdo este jueves sobre todas las exigencias planteadas por el partido de Rosa Díez (un documento de 15 folios) salvo en un punto que la formación magenta considera, por ahora, irrenunciable: cambiar la ley electoral para imponer una única circunscripción electoral en la comunidad en vez de las tres actuales. En esta reivindicación coincide con IU, que también la reclama desde hace años porque las tres circunscripciones penalizan a las fuerzas más pequeñas. El PSOE no es muy proclive a esta demanda (las áreas geográficas del occidente y del oriente, las menos habitadas, reclaman seguir eligiendo sus propios diputados para tener voz propia en la cámara) pero estaría dispuesto a considerarla a condición de que se alcance un acuerdo amplio de todas las fuerzas políticas. Lo mismo dijo el PP en las últimas semanas.

UPyD reconoció que “la reforma de la ley electoral asturiana requiere de amplios acuerdos” y aseguró que no pretende “una reforma que no cuente con mayorías absolutas”. “Pero lo que le pedimos a los socialistas es que se comprometan a ayudarnos a buscar esa mayoría”, dijo su diputado Ignacio Prendes. A juicio de UPyD, el PSOE, al condicionar esa reforma a que se apruebe por unanimidad de todas las fuerzas parlamentarias, evidencia “en realidad que no hay voluntad de acuerdo”.

Salvo por este escollo, el PSOE, el principal partido de la cámara (aventaja en cinco escaños a Foro, la segunda) lleva mucha ventaja al partido de Cascos en sus tratos con UPyD. Los socialistas han sido los únicos que por ahora accedieron a negociar con el partido de Rosa Díez su documento de peticiones. UPyD ha alertado sucesivas veces –y de nuevo este viernes su candidato, Ignacio Prendes- de que ni Foro ni PP han respondido aún a su oferta de negociación. Además, Rosa Díez pronunció semanas atrás juicios muy severos sobre el fraticidio y el enfrentamiento existentes entre las dos fuerzas de la derecha asturiana. Y este viernes UPyD reiteró que “Asturias tiene una necesidad imperiosa de estabilidad”

Tanto PSOE como UPyD dijeron en las últimas horas que las conversaciones entre ambas no están rotas. Los grupos parlamentarios aún tienen margen para seguir negociando. El debate de investidura del próximo presidente de Asturias arrancará el día 22.

Lo único que está descartado por parte de UPyD es su entrada en el Gobierno, ya sea éste de la izquierda o de la derecha.