Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
el nuevo gobierno andaluz

Un Gobierno andaluz más delgado

IU estima que el nuevo Ejecutivo tendrá entre nueve y 11 consejerías, frente a las 13 de ahora.

Griñán será investido presidente el 3 de mayo

Manuel Gracia después de la reunión con los portavoces de los tres partidos con representación en la Cámara. Ampliar foto
Manuel Gracia después de la reunión con los portavoces de los tres partidos con representación en la Cámara.

Lo que saldrá de la negociación que mantienen abierta PSOE e IU es una Junta de Andalucía más delgada, con menos consejerías. Es de lo poco que se tiene claro hasta el momento del proceso que mantienen abierto estas dos formaciones para configurar su Gobierno de coalición. Así lo ha dejado claro el que volverá a ser presidente de la Junta, el socialista José Antonio Griñán, gracias al apoyo de IU, que podría tener la vicepresidencia del Gobierno andaluz.

El coordinador regional de IU, Diego Valderas, ha vuelto a dar por segura esa reducción de departamentos este jueves. “Lo doy por hecho y lo comparto”, ha señalado el dirigente de la federación. IU estima que de las 13 consejerías que hay en este momento se pasará a entre nueve y 11. Con todo, Valderas también ha dejado claro que la última palabra sobre la estructura del futuro Gobierno andaluz la tiene Griñán, su compañero de viaje en la legislatura que ahora comienza. Griñán será investido presidente el jueves 3 de mayo.

Manuel Gracia, el nuevo presidente del Parlamento, se ha reunido este jueves con los portavoces y dirigentes de los tres grupos con representación en la Cámara tras las elecciones del 25 de marzo: PP (que logró 50 diputados), PSOE (47) e IU (12). Gracia, tras mantener estos encuentros, constató que Griñán cuenta a priori con el apoyo de los 59 diputados de la izquierda, aunque siempre queda la duda de lo que hará el díscolo Juan Manuel Sánchez Gordillo, diputado por IU en Sevilla y líder de la CUT. Gordillo lleva días desmarcándose de sus compañeros de partido y no ha asumido los resultados del referéndum de las bases de la federación en el que se aprobó entrar en la coalición con los socialistas. Pero, haga lo que haga, pocos efectos prácticos tendrá, ya que su voto no es determinante para la investidura al estar fijada la necesaria mayoría absoluta en 55 diputados.

Gracia ha detallado que el miércoles 2 de mayo está previsto que arranque a las 12.00 la sesión de investidura con el discurso del candidato Griñán. La votación se celebrará al día siguiente. Tras el nombramiento en la Cámara, Griñán tomará posesión previsiblemente el viernes de esa semana. Luego, deberán hacerlo los nuevos consejeros, en los que habrá representantes de PSOE e IU. El número, las carteras, la configuración o cómo se cumplirá finalmente con la paridad es lo que están cerrando las dos formaciones, que la tarde de este jueves se han vuelto a reunir en Sevilla.

En el camino hacia el pacto mañana viernes está fijada una importante parada: el Comité Director del PSOE andaluz, que deberá ratificar el acuerdo programático que se ha cerrado con IU para el Gobierno de coalición previsto para los próximos cuatro años. Quienes han tenido un mayor protagonismo en los últimos días han sido las bases de la federación de izquierdas, que tenían que ratificar en una consulta el pacto con los socialistas.

En el Comité Director que se celebra mañana está prevista la intervención de Griñán, quien también es secretario general del PSOE andaluz. Lo que se espera es que en su discurso pueda avanzar algo de las “orientaciones” sobre la legislatura, según señalan fuentes de los socialistas. Este mandato será uno de los más complicados de la democracia debido a la enorme crisis económica, a unas cifras de paro inasumibles y a la relación enfrentada con el Gobierno central, en manos del PP. La hoja de ruta para estos cuatro años ya está perfilada. Se trata del documento que han firmado IU y PSOE en el que se señalan las prioridades en empleo, políticas sociales y la defensa de la autonomía. Este acuerdo programático incluye 250 medidas y 28 leyes.

Un programa común puede facilitar que, como han advertido las dos formaciones, la Junta no quede atrapada en esta legislatura en una bicefalia en la que las consejerías que controle cada partido se conviertan en departamentos estancos. PSOE e IU no quieren repetir los errores que se cometieron durante los años de coalición entre los socialistas y el Partido Andalucista, en los que la Consejería de Turismo, en manos de los andalucistas, funcionaba casi por libre.

Pero el secretario general del PP andaluz, Antonio Sanz, se ha mostrado este jueves pesimista respecto a este asunto. Según el dirigente popular, el “acuerdo de perdedores” entre PSOE e IU terminará en “un Gobierno dividido en mitades”. “Griñán será presidente de la mitad del Gobierno”, ha añadido Sanz, quien cree el pacto terminará en el “desgobierno”.