Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Rey ya camina con muletas y ha podido descansar sin calmantes

Los médicos resaltan que el Monarca ha podido mover ya la cadera operada hasta 90 grados. Los príncipes de Asturias y sus hijas le visitan

El Rey se recupera “satisfactoriamente” de la intervención a la que fue sometido en la madrugada del sábado en el Hospital USP San José, en Madrid. Así lo han comunicado los médicos que le atienden. A sus 74 años, don Juan Carlos sigue el método de un atleta casi de élite. El doctor Ángel Villamor, que atiende a muchos deportistas, incluso está sorprendido de su evolución. De hecho, ayer, 24 horas después de ser operado, el Rey ya se movía por su habitación con ayuda de unas muletas.

Tras pasar una noche tranquila, sin necesidad de tomar analgésicos, don Juan Carlos realizó una completa sesión de rehabilitación para recuperar la movilidad de la cadera, que consistió en masaje de drenaje y movilizaciones activas y pasivas.

El parte médico, firmado por el cirujano Ángel Villamor y por el jefe del servicio médico de la Casa del Rey, Avelino Barros, dice: “Don Juan Carlos ha llegado con facilidad y sin dolor a una flexión [de la cadera operada] de 90 grados y ha caminado con total autonomía ayudándose de dos muletas”.

Tras finalizar la sesión de recuperación, el Rey recibió en su habitación al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. “Le he encontrado muy animado y con muchas ganas de recuperarse para volver pronto a sus actividades”, manifestó el presidente a la salida de la clínica. Y añadió: “Estoy contento de cómo le he visto, está muy animado y pronto estará plenamente recuperado para volver a su actividad habitual”.

Si la evolución sigue siendo tan buena como hasta ahora, los médicos esperan dar el alta hospitalaria al Rey el miércoles o el jueves. Por eso el monarca y el presidente se citaron para el próximo viernes en La Zarzuela para despachar.

A primera hora de la tarde, don Juan Carlos recibió la visita de los príncipes de Asturias, que llegaron acompañados de sus hijas, las infantas Leonor y Sofía. El sábado, don Felipe ya había estado visitando a su padre. El heredero será el encargado de representar al Rey durante el tiempo en que este se encuentre de baja. Para ello ya se están realizando los necesarios ajustes de agenda. La infanta Elena no pudo acudir a ver al Rey porque tuvo que acompañar a su hijo Felipe Juan Froilán, que fue sometido a una nueva cura. Es muy probable que el niño reciba hoy el alta, tras permanecer una semana ingresado. El sábado, su padre, Jaime de Marichalar, declaró en Soria ante la Guardia Civil sobre el accidente sufrido por el pequeño con una escopeta de caza.

Para hoy se espera en la clínica donde se recupera el Rey la visita de doña Sofía, que viajó el viernes a Grecia para pasar con sus hermanos la Pascua ortodoxa. Según fuentes oficiales, la Reina viajará por la mañana en vuelo regular y nada más aterrizar acudirá a visitar a don Juan Carlos. La infanta Cristina permanece informada en la distancia.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información