Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
caso palma arena

El juez Castro levanta la fianza de 2,5 millones a Jaume Matas

El magistrado devuelve dos millones al Banco de Valencia, que prestó el dinero al expresidente

Le impone comparecer cada 15 días en el juzgado y le mantiene la prohibición de salir del país

Jaume Matas a su llegada a los juzgados el pasado uno de enero.
Jaume Matas a su llegada a los juzgados el pasado uno de enero.

El juez del caso Palma Arena, José Castro, en sintonía con el fiscal Pedro Horrach, ordenó ayer la retirada de la fianza carcelaria de 2,5 millones de euros que desde marzo de 2010 pesaba sobre Jaume Matas, expresidente de Baleares y exministro del PP en la etapa de José María Aznar. Matas está condenado a seis años de cárcel por la Audiencia de Palma tras el primer juicio de las 25 piezas segregadas.

El juez Castro devuelve al Banco de Valencia dos millones y retiene medio millón para la Audiencia de Palma, por su competencia en la pieza juzgada. Este tribunal minoró a 2,5 millones la fianza inicial de tres millones. Matas queda ahora en libertad provisional, ha de presentarse cada 15 días ante un juez o comisaría, seguirá sin pasaporte y no podrá salir del territorio español.

El juez instructor del caso Palma Arena advierte, no obstante, que la cancelación de la fianza de 2,5 millones de euros “no limita ni condiciona la competencia de este juzgado para adoptar en el futuro, tanto en la causa matriz como en cualquiera de sus piezas, cualquier otra medida de naturaleza penal, más gravosa si fuere necesaria, o el afianzamiento de responsabilidades civiles”.

Al mismo tiempo, el magistrado Castro subraya que la prisión provisional bajo fianza “es una medida de carácter excepcional que ha de perseguir unos objetivos concretos que no pasan por que se la considere como una condena anticipada y que ha de durar el tiempo imprescindible para su consecución”. Así las cosas, el juez Castro destaca el hecho de que el exministro y expresidente de Baleares se haya sometido de forma “escrupulosa al control judicial sin oponer reparo alguno”.

El Banco de Valencia le dio a Matas una hipoteca de tres millones de euros con el aval de sus propiedades en Palma de Mallorca. Al no pagar en dos años ninguna cantidad, el banco tomó posesión del palacete de Matas en Palma y dos inmuebles menores. El próximo 25 de abril está prevista la subasta.

El expresidente de Baleares ha de aportar a la entidad bancaria otro millón de euros más por el resto del capital no retornado, intereses, mora y costas para parar la venta de los inmuebles. Su letrado habló ayer de “angustia” y “peligro” de que la lujosa propiedad del ex presidente de Baleares salga a la venta.

La Fiscalía, tras la primera condena, descartó, como tenía previsto, pedir su ingreso en prisión de manera cautelar. Matas ha recurrido esta condena ante el Tribunal Supremo.

Hay un antecedente adverso para la Fiscalía Anticorrupción: la Audiencia Provincial de Málaga rechazó la petición del fiscal para el ingreso en la cárcel del presidente del Sevilla, José María del Nido, condenado a siete años y medio de cárcel por el caso Minutas, relacionado con el Ayuntamiento de Marbella.