El 15-M: "Actúa, sal a la calle, no consumas"

Los indignados llaman a avanzar el paro hacia una huelga de consumo

Grupos de piquetes en bicicleta que recorren el centro de Madrid.
Grupos de piquetes en bicicleta que recorren el centro de Madrid.Sergio Barrenechea (EFE)

Fiel a su espíritu transgresor, el 15-M se ha unido a la huelga general a su manera. Los indignados han organizado una multitud de iniciativas para sumarse al paro general, entre piquetes, caceroladas, comidas populares... Pero llaman a evolucionar la protesta hacia una huelga de consumo. "No compres nada, ni utilices tu teléfono, no eches gasolina, consume la electricidad o gas imprescindible, no uses tu banco, ese día que no entre ni una moneda en los bolsillos de quienes nos explotan. Esta huelga es contra la banca, multinacionales, especuladores y los Gobiernos que obedecen sumisamente", piden en la página web creada al efecto, tomalahuelga.es.

Imagen de uno de los carteles con los que el 15-M llama a la huelga.
Imagen de uno de los carteles con los que el 15-M llama a la huelga.

Los indignados llevaban tiempo intentando organizar su propia huelga general, pero han acabado uniéndose a la convocada por los sindicatos, aunque sin mezclarse demasiado: "No nos manifestamos con ellos, sino a la vez que ellos", explica Pablo Gómez, miembro de la comisión de Comunicación. El 15-M rechaza la reforma laboral pero es crítico con el papel de las centrales sindicales: "Son demasiado oficialistas, tienen demasiados nexos con el Gobierno", añade.

La actividad del movimiento arrancó anoche, con piquetes informativos en las cocheras de la E.M.T y con una cacerolada en la plaza de Olavide de Madrid. Desde las ocho de la mañana, un grupo de ciclistas ha recorrido la capital en una Bicicletada Piquetera. A las doce del mediodía se han dado cita en la Puerta del Sol, su lugar fetiche, para centralizar la actividad de los piquetes.

Octavilla con recomendaciones para los piquetes.
Octavilla con recomendaciones para los piquetes.

Las diferentes asambleas de barrio del 15-M en Madrid han organizado a mediodía "comidas populares" en las que cada cual se ha llevado un tupper e invitado a los vecinos a consumir sin gastar.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

En el mercado de la Cebada (barrio de La Latina) los indignados han organizado un espacio de "cuidado colectivo" que consistía en que todo aquel que quisiera participar en algún piquete y tuviera niños o mayores a su cargo, los dejaran en la céntrica plaza para disfrutar del día de huelga.

La convocatoria de la "siesta colectiva" (una representación en la que se escenificaba cómo la sociedad española ha despertado de un largo letargo) ha reunido esta tarde alrededor de Cibeles a cientos de indignados. Sobre las cinco y media de la tarde los manifestantes del 15-M han abandonado Cibeles para unirse a la marcha "tomalahuelga". Los indignados, que se han descolgado del recorrido de la manifestación convocada por los sindicatos y han tomado un itinerario alternativo, se han encontrado con la marcha "oficial" en Sol, a la que han recibido con pitos y las manos en alto. "Que no, que no nos representan", gritaban al unísono. La asamblea prevista a las nueve de la tarde, no se ha celebrado.

"Lleva el DNI, ropa y calzado cómodo, no lleves drogas ilegales, si tienes antecedentes o alguna causa judicial abierta no la líes..." Son algunas de las recomendaciones que los indignados dan a sus piquetes informativos. A todos llaman a la movilización bajo el lema: "Actúa, sal a la calle, no consumas".

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS