Óscar Iglesias, el delegado que se cambió de acera

El diputado regional se cambió al bando de Gómez a última hora tras criticarle durante años

El diputado Óscar Iglesias es el secretario de Política Autonómica de la nueva dirección de Tomás Gómez. También es, para los afines a la otra aspirante, Pilar Sánchez Acera, “el traidor” que se cambió de bando.

Un movimiento que tuvo más un efecto negativo en la imagen de la candidatura que abandonaba, que en nuevos votos para apoyar a Gómez. Y que ha supuesto un gran coste personal para quienes apoyaban a la rival que perdió el congreso del PSM. Porque, junto a Iglesias, se marcharon otros críticos: los exdiputados Javier Gómez y Óscar Blanco, que llegó a ser el portavoz frente a Gómez, y la exconcejal Almudena Fernández.

“El PSM lleva mucho tiempo pegándose en luchas internas y ahora lo que hay que hacer es preocuparse por los ciudadanos”, justificó Iglesias este cambio de parecer sobre Gómez para negar que sea un traidor como le reprochan. “No tiene sentido seguir luchando; hay que estar unidos frente al PP”.

Más información
Tomás Gómez se acuartela ante Ferraz con un ejército de fieles
Gómez repite de líder y se reafirma como la voz discordante ante Rubalcaba
Sánchez reclama cambio pero se queda en el camino

El nombre de Iglesias fue uno de los que se barajó como alternativa a Gómez, cuando el sector crítico buscaba un candidato para el congreso. Era uno de los pocos que ya contaba con un escaño en la Asamblea, pero fue descartado porque despertaba más recelos que adhesiones. Varios excompañeros aseguran que Iglesias les prometió que esta decisión no influiría en su apoyo, pero sospechan que prefirió negociar una secretaría.

El nombre de Iglesias ya surgió en 2007 en medio de la crisis que se llevó por delante a Rafael Simancas. Tras la derrota electoral, Iglesias, que había sido coordinador de campaña y número tres de la lista de Miguel Sebastián al Ayuntamiento, fue el primero en pedir su cabeza, pese a que estuvo casi desaparecido en la campaña. Después, se movió para encabezar el grupo municipal. Este reparto de cargos bajo cuerda llevó a Zapatero a forzar la dimisión de Simancas e imponer una gestora para rehacer el partido.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Sobre la firma

Soledad Alcaide

Es la jefa de sección de Madrid. Coordina el contenido de Local en las plataformas digitales con una decena de reporteros a su cargo. Fue responsable de Redes Sociales y Newsletters del periódico (2018-2021) y, antes, subdirectora de la Escuela de Periodismo UAM-EL PAÍS (2014-2018).

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS