Operación Campeón

Dorribo aporta como prueba documental contra Blanco una hoja de bloc sin valor

El empresario ofrece ante el Supremo la cuarta versión del supuesto pago al exministro El imputado dice ahora que el dinero lo sacó de su casa

El empresario gallego Jorge Dorribo, imputado por delitos de corrupción en la conocida como Operación Campeón, una trama empresarial para obtener subvenciones públicas, presentó este martes ante el juez del Tribunal Supremo José Ramón Soriano una cuarta versión sobre la procedencia del dinero con el que supuestamente pagó al exministro de Fomento José Blanco a cambio de un trato de favor. Según la última versión de Dorribo, imputado por fraude a la administración y blanqueo de capitales, el dinero (150.000 euros) no lo sacó de una cuenta de su mujer en Andorra, como había declarado el 14 de octubre, sino que lo tenía, en metálico y en billetes de 500, en su casa.

Con esta última versión, Dorribo trató de contradecir el informe del perito judicial de la Agencia Tributaria José Antonio Morín Ramos, que aseguró que el dinero de la cuenta de Andorra fue destinado a levantar la quiebra que pesaba sobre una farmacia andorrana, y por tanto era “ajeno e independiente del supuesto pago realizado en España”.

El perito que analizó el resto de cuentas de Dorribo y de sus empresas, concluyó que el dinero tampoco había salido de Laboratorios Nupel, la empresa de Dorribo. Por tanto, y de ser cierto el hipotético pago, “éste había sido efectuado en efectivo y con fondos de origen desconocido, lo que imposibilitaría su verificación y seguimiento”.

Este informe del perito de Hacienda tumbó sin remedio la versión de que el dinero para Blanco salió de una cuenta andorrana. Así que este martes, el dinero del supuesto soborno se pagó “en metálico”, con el dinero que Dorribo tenía por casa.

Para “rebatir” el informe pericial, su abogado, Ignacio Peláez, manifestó a los informadores al término de la declaración que su cliente había presentado una prueba “documental”. Posteriormente, se supo que la única “prueba documental” que Dorribo presentó en su declaración era en realidad una hoja de libreta del hotel Art de Andorra, con unas anotaciones sin valor probatorio alguno y sobre todo, sin relación con los pagos al exministro.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

En realidad, lo único que acreditan esas anotaciones o “documento original” atribuido por Dorribo al gerente de la empresa Salut e Innovació, Joan Bazarra, es que coinciden sustancialmente con las cantidades examinadas por el perito en su informe, pero para comprar la farmacia andorrana en quiebra. Así incluso lo manifestó Dorribo ante el juez. En ningún momento se dice que sean para pagar a Blanco o al primo de éste, Manuel Bran, supuesto intermediario del pago según el empresario.

El resto de la declaración de Dorribo ante el juez instructor de la Sala Penal del Supremo, que se prolongó por espacio de unas tres horas, consistió en ratificar sus acusaciones contra el exministro de Fomento, José Blanco. En síntesis, que el primo del ministro, Manuel Bran, le dijo que el pago de 200.000 euros para Blanco se los tenían que dar a él, y que él se encargaría de que hablase con el ministro. Según Dorribo, quedaron en la gasolinera de Guitiriz, donde él hizo el pago a Bran en presencia del director general de Cofares, José Antonio López, quien habría presenciado la entrega del sobre con los 200.000 euros, en billetes de 500. Bran dejó el sobre en su coche y esperó con Dorribo la llegada de Blanco. Tomaron un café en la barra y en un momento dado Blanco le dijo que fuera con él en el coche a un restaurante donde tenían concertada una comida.

El empresario declaró más de tres horas ante el juez del Supremo

A preguntas del abogado del exministro Blanco, Gonzalo Matínez-Fresneda, Dorribo tuvo que reconocer que en su primera declaración, el 25 de mayo de 2011, no hizo mención de ningún político. En la segunda, el 8 de agosto, ya con Peláez de abogado, es cuando habla del ministro Blanco y la juez de Lugo, Estela San José, le deja en libertad sin fianza. En esa declaración cifra en “más de 40.000 euros” el pago a Blanco. Después, en otra declaración del 13 de octubre, elevó la cantidad a 290.000 euros.

Dorribo dice que no ha leído ningún periódico desde que salió de la cárcel

También a preguntas del Martínez-Fresneda, Dorribo negó haber acomodado su tercera versión a lo publicado por el diario El Mundo. Es más, dijo que desde su estancia en la cárcel “no había leído ningún medio de comunicación”.

A preguntas de su abogado defensor, Dorribo dijo que el informe pericial sobre los pagos de Andorra es “incompleto”, porque no recoge los movimientos de la cuenta bancaria anteriores al 1 y 2 de febrero, es decir, se recogía solo un día y no los anteriores y posteriores. La forma de pago a Blanco, según dijo el empresario, era en parte en metálico y en parte en acciones, además de contratar al primo de Blanco, Manuel Bran, para todo tipo de obras.

Curiosamente, Dorribo sostuvo ante el juez del Supremo que cuando ingresó en prisión “desapareció la carpeta” en la que figuraban los pagos a políticos y algún documento más. Los datos personales de las personas que figuraban en la carpeta desaparecida constaban de iniciales IFB, JD, etcétera. La correspondiente al entonces ministro de Fomento sería IFB, (Iniciativas de Fomento Bran), ya que no había iníciales con su nombre.

Para este miércoles está prevista la declaración de Manuel Bran, ante el instructor del Supremo.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS